Diario del Cesar
Defiende la región

Asesinada a puñaladas mujer habitante de calle

247

Semidesnuda, con heridas ocasionadas con arma blanca y objeto contundente,  fue encontrada sin vida la mañana de ayer, una habitante de calle en un lote adyacente a la Terminal de Transporte de Valledupar.

El hallazgo ocurrió a las 10 de la mañana de ayer en la carrera 7C #46del barrio San Fernando. Los transeúntes de la zona fueron los encargados de alertar a las autoridades, luego que divisaron el cadáver de la fémina, boca abajo.

Se trata de Ennys María Martínez Rocha, de 46 años, quien se encontraba sumergida en el mundo de las drogas, desde hace aproximadamente 8 años. Desde ese lapso, residía en distintos sectores de la ciudad y en los últimos años, moraba en el sector donde fue asesinada.

En este lote adyacente a la Terminal de Transporte de Valledupar, ocurrió el crimen.

 

Pesé a que sus familiares hicieron ingentes esfuerzos por rehabilitarla, fueron infructuosos porque ‘Beba’ como era conocida entre los demás indigentes, prefirió seguir con la vida que eligió, en la que prevalecía el consumo de estupefacientes.

Isidora Rocha, tía de la víctima quien arribó hasta la escena, una vez se enteró de su muerte, aseguró a este medio de comunicación que la occisa era una mujer alegre, además dijo que “varios familiares la trataron de ayudar, la metieron a un centro de rehabilitación, donde solo demoró tres días” puntualizó.

De acuerdo al reporte suministrado por la oficina de Comunicaciones Estratégicas de la Policía del Cesar, indica que la ‘Beba’ presenta siete heridas en la región escapular y fractura de cráneo en la región frontal derecha, con exposición de masa encefálica.

Del mismo modo, una fuente oficial manifestó que mediante labores de vecindario, se conoció que  Martínez Rocha, supuestamente estaba involucrada en el hurto de una bicicleta.

Las pesquisas del hecho violento quedaron a cargo de peritos judiciales de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Nacional, quienes efectuaron el levantamiento y la inspección técnica al cadáver, luego lo condujeron hasta la morgue de esta capital, donde realizaron las labores forenses.

La fallecida era oriunda del municipio de La Gloria (Cesar), dejó cuatro hijos, sus exequias se realizaran en esta capital en compañía de sus seres queridos, quienes lamentan este fatídico incidente y solicitan a los miembros de la Fuerza Pública celeridad en la investigación.