Diario del Cesar
Defiende la región

Asesinaron a bala a estudiante cesarense

240

Como Kevin Rojas Rubio, fue identificado el joven  cesarense estudiante de la Universidad Francisco de Paula Santander, que fue asesinado con arma de fuego a las afueras de una discoteca ubicada en la avenida Francisco Fernández de Contreras, del municipio de Ocaña, Norte de Santander.

El joven de 26 años natural del municipio de Becerril, centro del Cesar, falleció después de haber sido atacado con arma de fuego recibiendo varios impactos a la altura de la cabeza y el tórax. Esto según el relato de las autoridades quienes señalaron que inicialmente se presentó una riña al interior de una discoteca y luego una de las personas involucradas en el hecho, regreso con tres más a bordo de motocicletas quienes dispararon en repetidas ocasiones contra el grupo de personas que se encontraban en las afueras, dos mujeres y seis hombres.

De la riña que terminó en tragedia el médico José Vergel del hospital Emiro Quintero Cañizares, indicó: “Llegaron nueve pacientes heridos a la sección de urgencias, con heridas de arma de fuego a nivel de tórax, abdomen, miembros superiores e inferiores.  Uno de estos pacientes llegó sin signos vitales, adelantamos maniobras de reanimación, esto no se logra y el paciente fallece”.

En los hechos que falleció el estudiante de comunicación social resultaron heridos Stefany Daniela Contreras Peñaranda, de 24 años; YeltsinEduardo Peña Angarita, de 28 años; Yineth Paola Rincón Claro, de 19 años; Cristian Camilo Marqués Contreras, de 22 años; Luis Fernando Contreras Moreno, de 23 años; Juan Camilo Argote Díaz, de 29 años; Nicolás Barbosa Quintero, de 24 años, y Andrés Eduardo Zuleta Rodríguez, de 24 años.

Quienes se encuentra bajo súper visión medica según las declaraciones entregadas por el profesional de la salud del hospital Emiro Quintero Cañizares. “Los otros pacientes se encuentran en vigilancia estricta, mantenemos la observación sobre ellos y estamos atentos a su evolución”, explicó Vergel.

Por los hechos el coronel Fabián Ospina Gutiérrez, comandante del Departamento de Policía Norte de Santander, se ofrecen hasta 10 millones de pesos de recompensa por información para dar con el paradero de los responsables.