Diario del Cesar
Defiende la región

Los Manyoma Brothers

241

Son primos, tíos, hermanos (y uno que otro invitado). Convivieron con la música desde niños, lo cual era inevitable, desde el nacimiento escuchaban a Wilson interpretar una de las canciones insignia de la salsa en los setenta: El Preso de Fruko y sus Tesos.

Casi todos los miembros de esta banda son familia. No, realmente no todos los Manyoma Brothers son hermanos, pero la gran mayoría está conectada por la sangre. Así quisieron bautizarse, con el apellido que Wilson, Henry y Hermes hicieron famoso cuando se inauguraron como la primera generación de la familia en vivir de la música.

Los de ahora, que son 12, tocan salsa y géneros afrolatinos tradicionales. Son primos, tíos, hermanos (y uno que otro invitado). Convivieron con la música desde niños, lo cual era inevitable, desde el nacimiento escuchaban a Wilson interpretar una de las canciones insignia de la salsa en los setenta: El Preso de Fruko y sus Tesos.

Adalberto, hijo de Henry, cuenta que en las reuniones familiares, cuando se reunían en la casa de su abuela Esneda, el clan musical aprovechaba para armar una tremenda fiesta salsera, con todo e invitados especiales.

“Un día podía llegar de visita Piper Pimienta, Joe Arroyo o algunos artistas internacionales que de pronto estaban de paso en Cali y como a veces se hacían los acompañamientos, iban a practicar en la casa materna”, cuenta el vocalista.

A los más pequeños los invitaban a las presentaciones en vivo de sus padres y esos recuerdos aún permanecen, eran como un alimento para unas metas que se empezaron a dibujar.

SOY LA GENERACIÓN

Desde 2011 ya varios miembros del grupo habían acompañado a la primera generación sobre el escenario. Fue años después, hasta 2016, que se gestó Manyoma Brothers. “Nació con la responsabilidad y la inquietud de hacer música nueva y de calidad, pero sin dejar atrás todo lo que han hecho nuestros antecesores y con el ánimo de que se siga llevando esa tradición a través de los años”, comenta Adalberto Manyoma.

En 2020 estrenarán su primera producción titulada Soy la generación, de la que se han conocido canciones como Amalia Batista y La Lengua, en la que intentaron inclinarse hacia el son montuno clásico, como se hacía en los setenta. El más reciente sencillo se titula Zumbalaé, la hicieron para poner a la gente a bailar y para entregar un mensaje positivo ante la adversidad.

Sienten un gran compromiso con este proyecto, “ya le gente distingue a nuestros padres como pioneros y grandes ejemplos del desarrollo de la salsa en Colombia y nosotros no podemos ser inferiores a ese compromiso”.

Los Manyoma, lejos de ser egoístas, quieren que el camino tampoco se termine con ellos: “Queremos dejar uno para las generaciones que vienen, seguir formando público y mostrando que la salsa sigue vigente”