Diario del Cesar
Defiende la región

Caso Bezos confirma ambiente político envenenado en EE.UU.

188

¿Por qué el National Enquirer, un diario propiedad de un amigo de Donald Trump, difundió la relación extraconyugal de Jeff Bezos? El director ejecutivo de Amazon y del Washington Post expuso hipótesis e insinuaciones que dan cuenta de un clima político degradado en el cual las acusaciones de conspiraciones son recurrentes. 

El National Enquirer es una tabloide especializado en escándalos que implican mayormente a celebridades que paga a sus fuentes para obtener informaciones y fotografías comprometedoras.

Pero el ataque a Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, por parte del semanario y de su propietario, el grupo estadounidense American Media Inc (AMI), podrían haber tenido, sobre todo, una intención política, según insinuó el propio empresario, considerado el hombre más rico del mundo, en una columna publicada el jueves.

Según sostuvo, el grupo de prensa lo habría amenazado con publicar fotos íntimas si no renunciaba a investigar sobre el origen de una filtración que permitió al National Enquirer hacerse con mensajes privados que demuestran que el fundador de Amazon mantiene una relación extraconyugal.

Gavin de Becker, asesor especializado en la protección de celebridades contratado por Bezos para investigar estas filtraciones, afirmó que existen “pruebas serias que conducen a motivaciones políticas”.

El experto mencionó el nombre de Michael Sanchez, reconocido partidario de Donald Trump y hermano de Lauren Sanchez, la amante de Jeff Bezos, quien anunció a comienzos de enero que había iniciado trámites de divorcio.

Otro indicio de la motivación política de la difusión del caso sería que David Pecker, director ejecutivo de AMI, es un amigo de larga data del presidente republicano.

Ya ha quedado demostrado que Pecker había comprado la exclusiva de varias informaciones que comprometían a Trump con la intención de enterrarlas para protegerlo.

Recientemente, el propietario de AMI aceptó colaborar con la justicia estadounidense en la investigación de una posible utilización de la cuenta de campaña de Trump para impedir la difusión de escándalos, pero se ignora si esta cooperación pudo haberlo alejado del presidente.

Bezos hizo mención a otra pista político-diplomática: la de Arabia Saudí, al insinuar el jueves que podría existir una relación entre el periodista Jamal Khashoggi, colaborador del Washington Post asesinado por un comando proveniente de Riad, y las revelaciones del National Enquirer.

Según el New York Times, AMI habría mantenido vínculos de negocios con saudíes, en especial para conseguir fondos que le permitieran adquirir medios de prensa.