Diario del Cesar
Defiende la región

Las nuevas tendencias para esta Navidad

270

La gente está prefiriendo colores claros y adornos a grandes escalas para decorar en esta temporada navideña

POR:NINOSKA REYES URDANETA

Llegó el mes de diciembre, y con ella la inquietud de los vallenatos de escoger entre tantas alternativas la decoración de sus hogares. El tiempo pasa y las tendencias cambian, pero el entusiasmo y la alegría que en los hogares impregnan estas fechas, se ve reflejado en cada detalle navideño colocado para celebrar la época más hermosa del año.

Rojo, verde y dorado son los colores tradicionales de la Navidad, sin embargo, la moda se impone y aunque muchos se resisten, otras tonalidades intentan ingresar en el tupido árbol, en las frondosas guirnaldas y las llamativas entradas al hogar.

En Valledupar el entusiasmo se empieza a sentir. El comercio está abarrotado de adornos navideños y muchas personas escogen entre tantas opciones, que van desde las más sencillas hasta las más lujosas, pero impregnadas con el significado que cada vallenato le dé a la Navidad.

Este año las tendencias se inclinan hacia los colores champange, palo de rosa, dorado, plateado y algunos tonos azules. También están de moda los adornos nevados y de grandes escalas; además de bambalinas y estrellas colgantes que le dan un toque real a la decoración.

Entre lo real e imaginario, así se inclinan las decoraciones para este año, en las cuales se agregan muchos personajes como Papa Noel, Mamá Noel, Muñeco de Nieve, Reno Rudolf, Ángel de Navidad, Niño Jesús, entre otros.

Es así como cada familia, dependiendo de su presupuesto, le da la bienvenida a estas fechas que son el sinónimo de alegría, reconciliación, paz e integración.

Desde el 15 de noviembre, el movimiento comercial en Valledupar se está acrecentando y los almacenes especializados en adornos tienen todo dispuesto para atender los gustos de cada quien. Desde 2 mil pesos, hasta precios elevados, se encuentran los adornos que dependiendo de la calidad y el tamaño, los costos pueden llegar a 100 mil por unidad.

Flores, cintas, chamizos, bambalinas, espigas,… están entre las prioridades para adornar los árboles, que van desde los $120.000 hasta más de un millón de pesos, dependiendo de los metros de altura y el material de fabricación.

CHAMPANGE, PALO DE ROSA Y DORADO

Luis Molina, decorador y propietario de un almacén de decoración en el centro de la ciudad, manifestó que aunque el toque rojo y verde no desaparece, para este año los tonos metalizados en champange, palo de rosa y dorado se imponen como parte de las novedades que cada año se promueven para estas fechas.

El movimiento comercial apenas se está incrementando, y cada cliente que llega al local viene en busca de una alternativa de acuerdo a la moda y las tendencias del momento. “No he dejado a un lado lo tradicional, trato de conservarlo en algún elemento, pero de las ventas que se hacen a diario el 80% son adornos con tonos claros”.

Agregó que un árbol de navidad de 1.80 metros, decorado con cintas, flores y chamizos está valorado en 700 mil pesos aproximadamente, considerando que el precio de las flores van desde los $12.000 hasta 25.000 pesos; las bambalinas grandes desde $16.000 hasta $22.000, porque las pequeñas están poco solicitadas.

Molina también ofrece los árboles sin decoración desde 300.000 pesos (1.80 mts), $400.000 (2.20 mts) y $650.000 (2.30 mts), este último con piñas de navidad incrustadas y con un material más residente y duradero.

Ligia Chávez, decoradora, indicó por su parte que el presupuesto de los vallenatos está bajo y muchos clientes vienen a buscar alternativas con el fin de conservar la tradición y que espíritu de la Navidad entre a sus hogares.

Chávez manifestó que se ofrecer flores desde $5.000 hasta $20.000, los rollos de cintas de diez, metros valen 12.000 pesos con las cuales se elaboran los lazos al mismo precio.

Las luces también son muy buscadas, y el costo despende de la extensión y el número de bombillos, es así como varían desde 6.000 pesos hasta $25.000. Las bambalinas pequeñas entre $5.000y $8.000, las espigas y chamizos para el árbol se ofrecen paquetes desde los 3.000 pesos hasta $7.000. Las guirnaldas oscilan entre 7.000 pesos y $10.000 dependiendo el tamaño.

EL AZUL TAMBIÉN PRESENTE

Para la decoradora María Camila Ravelo, el azul también trata de incluirse entre las opciones, aunque el plateado, dorado y palo de rosa están repuntando las preferencias en el comercio.

La Navidad tradicional no deja de ser solicitada por las personas más clásicas, quienes además de las guirnaldas solo llevan luces, flores y cintas. Para estos gustos no hay accesorios grandes ni colores fuera de lo normal.

Ravelo indicó que las ventas apenas empiezan a repuntar. “Uno se va adaptando a las exigencias del cliente, y le va ofreciendo opciones de acuerdo a su presupuesto porque lo importantes es celebrar y que lo hogares brillen de alegría”, dijo.

En su local ofrece guirnaldas ya decoradas en 50 y 60 mil pesos. Las mallas siguen siendo buscadas por los clientes y las citas están en todas sus presentaciones de acuerdo al gusto de cada quien.

Estima que un árbol de navidad de 1.80 metros con flores grandes, chamizos y citas está valorado en 500.000 pesos aproximadamente, sin embargo, la decoración se busca ajustar a los alcances de las personas.

LOS PESEBRES NO PASAN DE  MODA

Otra de las tradiciones que en muchos hogares de Valledupar se mantienen, son los pesebres o nacimientos y para ellos también hay muchas opciones, dependiendo del tamaño y la calidad deseada.

Los nacimientos en material de plástico tienen un precio entre 18 y 90.000 pesos. La casa del pesebre $14.000, lo animales desde $2.000 hasta 15.000 la docena por el material de fabricación, la iglesia y el puente hasta 8.000 pesos y el papel pesebre hay de dos tipos, a 2.000 y 6.000 pesos el metro.

NO HAY QUE DEJAR CAER LA TRADICIÓN

Sary Guerrero de Ruiz, decoradora y dueña de un selecto local especializado en decoraciones en Valledupar, dijo por su parte que la decoración navideña depende de la alegría y la disposición de cada familia para vivirla. “Lo importante es no perder la tradición, independientemente del gusto hacia determinadas tendencias; hay muchas familias que lo hacen intensamente por un año y al siguiente dejan todo en el olvido”, afirmó.

Recomendó que para esta Navidad los objetos decorados con nieve, los tonos claros y adornos grandes en movimiento, dan una sensación real a los espacios. Están disponibles los árboles ya nevados o se ofrece la nieve para que la persona lo coloque a su gusto.

Otro de las cosas que se destacan son las figuras de Papa Noel y el nacimiento en escalas reales, las cuales son fabricadas en fibra de vidrio por manos vallenatas especializadas en Estados Unidos.

Las estrellas con luces, bambalinas gigantes o muñecos colgantes son otra alternativa que permiten darle más vistosidad a los escenarios navideños. “Sin embargo, sin importar el presupuesto, lo importante es vivir la Navidad y que en cada hogar o empresa no falta la presencia de los objetos que la simbolizan”.