Diario del Cesar
Defiende la región

Vallenatos se sumaron a jornada nacional del paro

150

El parque Santa Lucía, frente al Hospital Rosario Pumarejo de López, fue el sitio escogido para que miembros del magisterio, empleados de salud, estudiantes y otros sectores del Cesar iniciaran el recorrido y apoyaran el paro nacional durante el tercer llamado del comité de movilizaciones.

El paro del 4 de diciembre no fue masivo en Valledupar. Pese a la convocatoria a través de volantes hubo una concurrencia aceptable de personas, un grupo menor a los observados el 21 de noviembre que convocó en la ciudad unos 13.000 ciudadanos.

A pesar de la diferencia, un ‘río’ de personas caminó desde el sitio inicial hasta la Gobernación del Cesar, finalizando con pitos, arengas y carteles en la carrera 9 con calle 16, cerca de un hotel de la zona céntrica vallenata.

Algunos de los 13 puntos refutados por los marchantes en el Cesar son: el intervencionismo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE); el fondo monetario internacional y el banco mundial en Colombia.  Además de la negativa del presidente a negociar con el Comité Nacional de Paro del 21 de noviembre de 2019.

También el incumplimiento del presidente a los Acuerdos de Paz y los firmados con las centrales obreras, Fecode, estudiantes universitarios, organizaciones sociales, indígenas y productores; la reforma pensional impulsada por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) que acaba la pensión vitalicia.

Y por último, la penalización por criminalización de la protesta social pacífica.

“Abajo las reformas de Iván Duque (…) Exigimos garantías y pago para el personal de salud (…) El magisterio está en pie de lucha”, eran las expresiones escuchadas parte de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Fecode, Aducesar, CGT y otros sindicatos que caminaron desde las 9a.m. hasta las 11a.m.

Uno de los organizadores, Yoni González, presidente de la CUT seccional Cesar, señaló que otros puntos álgidos en esta ‘ola’ de reclamos son la mala prestación de los servicios públicos, quejas contra Electricaribe y la posición ‘intransigente’ del Gobierno Nacional.

“El Estado sigue en la posición de aplicar las reformas, ya inició la tributaríi para luego seguir con la laboral y pensional; siguen los desacuerdos e incumplimientos con las universidades.  Dio como solución tres días sin IVA, eso es un insulto y burla para los colombianos; es irrisorio, ilógico”, comentó González.

SALUD DEL CESAR

Uno de los sectores que más congregó personal fue el área de la salud; médicos, enfermeros y auxiliares de centros asistenciales públicos y privados se unieron a las marchas, exigiendo garantías financieras y laborales para este sector.  Otros, han soportado incluso lo que consideran ‘abusos’ de las autoridades en esta lucha.

Personal médico del Hospital Rosario Pumarejo de López y Clínica Arenas, quienes han realizado cese de actividades por deudas hasta de ocho meses de salario a sus empleados, se unieron a la causa.

“Los reclamos continúan, igual de difícil, pese a que se concertó una reunión en la Super y Ministerio de Salud, no hay soluciones: exigimos el pago de al menos cinco meses de sueldo del total debido”.

Estudiantes de la Universidad Popular del Cesar, líderes sociales y sindicales cumplieron la cita ayer 4 de diciembre; aunque se convocó la minga indígena, en Valledupar esta población no participó.