Diario del Cesar
Defiende la región

Lo mató el cuñado de un balazo

146

En la clínica Alta Complejidad del Caribe de Valledupar, falleció un hombre que recibió un balazo en el tórax por parte de su cuñado, en hecho ocurrido en el municipio de Barrancas (La Guajira).

La víctima de este hecho respondía al nombre de Abel Daniel Barbosa Padilla, de 23 años, natural de Barrancas, quien supuestamente estaba consumiendo bebidas alcohólicas en una tienda , tuvo un altercado con el cuñado, en medio del forcejeo con el arma recibió el balazo.

Barbosa Padilla al quedar malherido fue auxiliado y trasladado hacia el hospital Nuestra Señora del Pilar de la mencionada localidad con una lesión con orificio de entrada en el tórax.

De manera inmediata, el caso fue dado a conocer a los uniformados de la Policía Guajira, quienes manifestaron haber conversado con la hermana de la víctima. Este hecho de sangre se presentó en el barrio Pringamozal.

A pesar de que Abel Daniel fue trasladado hacia la clínica Alta Complejidad del Caribe de Valledupar por la gravedad de la herida donde permaneció durante varios días, pereció ayer en la mañana.

Funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía hicieron posible la inspección al cadáver, trasladándolo a la morgue del Instituto de Ciencias Forenses de Medicina Legal, para la necropsia de rigor.

 “La señora dijo que su hermano, el herido, llegó a su residencia de forma agresiva, posterior a esto agarra un arma corto punzante, tipo cuchillo para agredir a sus hijos, es cuando su pareja, el cuñado de la víctima, toma un arma de fuego y la causa la herida en el pecho” dijo perito judicial encargado del caso.

Este medio de comunicación dialogó con Jessica Stefania Guzmán, esposa del occiso, quien manifestó que: “El muchacho que le disparó no tiene la culpa, mi esposo tenía dos días tomando y estaba agresivo. Ambos forcejaron con el arma. Mi esposo trabajaba de oficios varios. Todo ocurrió porque él llegó a agredirme y no me gustó, fui a la Policía y pensó que el cuñado me estaba escondiendo, pero las cosas no fueron así como él pensaba. Él conversó conmigo antes de morir, dijo que la culpa la tenía él, más nadie. Lo vamos a sepultar en Barranca lugar donde nació”.

Las autoridades de La Guajira investigan el caso para verificar quien tuvo responsabilidad en el mismo y recolectaron algunos elementos materiales de prueba que esclarecerán lo sucedido.