Diario del Cesar
Defiende la región

La final América-Junior cambió de horario

29

La Dimayor y la Alcaldía de Cali llegaron a un acuerdo para que la Final de la Liga Águila II entre el América y el Junior se juegue una hora antes de lo previsto, por temas de seguridad.

Fue la División Mayor la que hizo el anuncio a través de sus plataformas digitales, pero Andrés Villamizar, secretario de seguridad y justicia de la capital vallecaucana, explicó que se trató de una negociación con las directivas del fútbol nacional pensando en que se celebra el Día de las Velitas ese mismo día.

El partido definitivo de la Liga se disputará a partir de las 4:00 de la tarde y no desde las 5:00 como se había pactado en días antes para facilitar “el manejo del dispositivo policial y garantiza la celebración sin inconvenientes el Día de las Velitas. Tomaremos las medidas para garantizar la seguridad del partido”, comentó Villamizar en su cuenta de Twitter.

Además, agregó el secretario de seguridad y justicia que para el operativo de la Final van a pedir apoyo de la Policía Nacional y la Tercera División del Ejército Nacional para o tener mayores inconvenientes.

“En los últimos encuentros los hinchas y las barras han mostrado excelente comportamiento. Esperamos que ante este momento histórico se mantenga este ambiente de paz y convivencia en el fútbol”, añadió el funcionario de la Alcaldía caleña.

La serie está igualada sin goles después del primer duelo que se disputó el domingo primero de diciembre en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez de Barranquilla con la presencia de más de 45.000 espectadores, cifra que en la ‘Sultana del Valle’ se espera igualar.

´EQUIVOCAMOS LOS CAMINOS, HUBO MUCHA ANSIEDAD´

En la primera Final de la Liga Águila II el Junior de Barranquilla no mostró lo mejor de su juego, como tiene acostumbrado a sus hinchas en el Metropolitano. Julio Comesaña, su entrenador, habló al respecto en la conferencia de prensa posterior al 0-0 con el América de Cali.

“Nosotros no tuvimos la precisión que debemos tener ante el trabajo defensivo que planteó el América, de cerrar líneas de pases, replegarse y buscar el error para contraatacarnos”, aseguró el entrenador uruguayo.

Además, comentó que “no se puede ser preciso a esa velocidad cuando no hay espacios. Hay algo que se llaman los cambios de ritmo, si uno no encuentra el espacio para acelerar no se puede estar acelerando todas las veces. Hacíamos dos pases y acelerábamos, pero chocábamos contra una pared. Equivocamos los caminos, hubo mucha ansiedad, mucho deseo, como si estuviéramos jugándonos el plato de comida que hace un mes no vemos”.

Comesaña fue muy crítico con sus jugadores y añadió que desde la raya el partido se veía muy complicado en ataque para el ‘Tiburón’, en especial porque no encontraron variantes para mover al equipo.

“Me parecía muy difícil que hiciéramos un gol y hay cosas que con un cambio no se pueden arreglar. En la estructura nuestra, en la repartición de nuestros jugadores, tenemos unas limitaciones para armar una figura distinta que nos pueda dar algo más”, manifestó.

Por último, prometió trabajo durante esta semana para cambiar la cara del equipo y sentenció que “esto termina el sábado en Cali, vamos a prepararnos, esto no nos va a quitar el sueño, vamos a trabajar fuerte por el título”.