Diario del Cesar
Defiende la región

Falleció el exalcalde Joaquín Ovalle Muñoz

375
El día de hoy el cuerpo del señor Joaquín Ovalle estará en cámara ardiente en la alcaldía de Valledupar.

Dolor, pesar y consternación produjo ayer en la ciudad de Valledupar, el sensible fallecimiento de exalcalde de esta capital, Joaquín Ovalle Núñez, quien murió a sus 90 años.

El día de hoy serán las honras fúnebres en el cementerio central. Pero antes, familiares y amigos acompañarán a sus deudos hasta la Alcaldía Municipal, donde el cuerpo del doctor Ovalle Muñoz estará en cámara ardiente a las 2:00 pm.

El mandato en este municipio de Ovalle Muñoz se dio en el período comprendido entre abril de 1969 y agosto de 1970.

El dirigente político era el tío del actual gobernador del Cesar, Francisco Ovalle Angarita; fue además ganadero, agricultor, arrocero y el primer médico pediatra que llegó a la ciudad de los Santos Reyes.  Así lo recordó su hijo, Amador Ovalle Pumarejo.

 “Mi papá dejó de ejercer la profesión de pediatría, pero mientras lo hizo se distinguió por ser un hombre muy caritativo, no cobraba las consultas”.  De aquí se desprende que llegara a tener hasta 154 ahijados.  “Eran pacientes que atendía sin costo alguno, y sus padres en agradecimiento le pedían que bautizara al niño”, contó Amador Ovalle. ‘Era honesto, trabajador y muy familiar’, agregó.

Joaquín Ovalle Muñoz  nació en el municipio de La Paz cuando era conocida como Robles, Cesar.  Se trasladó a la edad de 16 años a la ciudad de Barranquilla, “cursó la secundaría en Bogotá y se convirtió en pediatra en Brasil”, detalló su hijo Amador.  Asimismo, calificó a su padre como una persona responsable, “honesta, entregado a su trabajo, y de mucha unión familiar”.Su esposa, Gloria Pumarejo de Ovalle, recordó ante DIARIO DEL CESAR como su amor con el señor Joaquín nació en época de Carnaval, y cuando ella solo tenía 18 años.  “Yo era la reina (del Carnaval) y nos conocimos en el Club Valledupar; ahí nos fuimos enamorando hasta casarnos y tener cuatro hijos”.  Esta unión, cuenta la señora Gloria, permaneció por seis décadas, hasta llegar este triste momento de la despedida. “Estuvimos juntos más de 60 años”. Y reveló que, “nunca tuvimos inconvenientes.  Joaquín fue una persona muy calmada”.