Diario del Cesar
Defiende la región

Sociedad de Pediatría le realizará homenaje póstumo a ‘Tico’ Aroca

152

Alberto Aroca Saad fue asesinado por sicarios, el 20 de agosto de este año en Valledupar.

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

La Sociedad de Pediatría en el Cesar realizará un homenaje póstumo al médico pediatra, Alberto ‘Tico’ Aroca Saad, por la dedición que en vida ofreció a los niños durante más de 30 años. Aroca Saad fue asesinado a tiros el 20 de agosto de este año en Valledupar.

La ceremonia se llevará a cabo en el marco de las ‘V Jornadas Pediátricas Regional Cesar’, el próximo 15 de noviembre a las 6:30 de la tarde en el Hotel Tativán de la capital del Cesar.

Sandra García, quien dirige la Sociedad de Pediatría, dijo que las jornadas se realizarán los días 15 y 16 de este mes, por lo que decidió aprovechar el espacio para enaltecer la labor que Aroca realizó por los niños en el departamento del Cesar.

En el homenaje participarán diferentes entidades entre las que se encuentran: Gobernación del Cesar, Alcaldía de Valledupar, Secretaría de Salud departamental, municipal y la Clínica Valledupar, entidades que entregarán Notas de Estilo, que serán recibidas por su familia.

Alberto ´Tico´ Aroca Saad se graduó de medicina en la Universidad Javeriana y se especializó en pediatría, en el Hospital Militar Nueva Granada, profesión en la que se desempeñó durante 31 años en Valledupar.

Se destacó por el servicio y bienestar que le brindó a las personas de esta región, especialmente a sus pequeños pacientes a quienes con dedicación ayudó a que se salvaran muchas vidas. Fue el promotor de la Unidad de Cuidados Intensivos para neonatos en el Instituto de Seguros Sociales y desde su consultorio particular y socio de la Clínica Valledupar atendía sin distingo a cada “angelito” que necesitaba de su asistencia.

Su faceta profesional la alternaba con otras actividades, fue dirigente deportivo y ferviente hincha del Valledupar Fútbol Club, del cual al momento de su muerte, se desempeñaba como vicepresidente.

También aportó al comercio de la capital del Cesar como propietario de la Estación de Servicio Guatapurí. Alberto Aroca estaba casado con la presidenta de Fendipetróleo en el Cesar y La Guajira, María Fernanda Mejía, con quien tuvo dos hijos: Alberto Mario y Juan Sebastián.

Sobre el crimen de este destacado médico vallenato, las investigaciones siguen su curso mientras que hay una persona detenida identificada como Jaider Hernán Acuña Barrios, de 42 años.