Diario del Cesar
Defiende la región

La astucia de Maduro pidiendo que el Papa actué de mediador

252

El pedido al papa Francisco por parte del presidente Nicolás Maduro para que interceda en la crisis en Venezuela genera interrogantes dentro y fuera del Vaticano, a pesar de las mediaciones históricas de la Iglesia católica en América Latina.

Maduro envió esta semana una misiva al sumo pontífice en la que le pide “que ponga sus mayores esfuerzos y voluntad para ayudarnos en el camino del diálogo”, según reveló el lunes el mandatario al canal italiano SkyTG24.

Una carta que el papa, según él mismo contó en el vuelo de regreso el martes desde Emiratos Árabes Unidos, “aún no ha leído”.

Una manera elegante de evitar pronunciarse sobre una delicada cuestión diplomática, en la que el Vaticano ya ha sido involucrado en el pasado sin éxito.

“Las condiciones iniciales son que las dos partes pidan” la mediación, adelantó el papa argentino a los periodistas.

Ya desde Panamá, a finales de enero, el pontífice había explicado que sería “imprudente” e “inclusive dañino” que él tomara partido, y había reconocido que su mayor temor es que haya un derramamiento de sangre en el país suramericano.

No se trata de la primera vez que Maduro pide al papa que interceda en la crisis venezolana, una maniobra que algunos observadores han llegado a tildar de “dilatoria” para perpetuarse en el poder.

“Los pedidos al papa de Maduro no son creíbles. Es la cuarta vez en cinco años que le pide al pontífice que intervenga: cada vez que siente el agua llegar a la garganta. Luego se burla del papa y de la Iglesia”, comentó a la AFP el chileno Luis Badilla, director de la página internet Il Sismografo, especializada en información religiosa.