Diario del Cesar
Defiende la región

Personero denunció por injuria a quienes lo acusaron de fraude

127

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

Por el delito de injuria consagrado en el artículo 220 del Código Penal, Alfonso Campo Martínez, Personero Municipal de Valledupar, interpuso ante la Fiscalía una denuncia en contra de William Herrera Clavijo y Bladimir Flórez Castilla, quienes el pasado 8 de noviembre lo acusaron defraude durante la prueba de conocimiento que la Universidad de la Costa aplicaba, a 59 aspirantes, para la elección del cargo de personero para el periodo 2020-2024.

Herrera y Flórez, quienes también forman parte de la lista de aspirantes, vociferaron en el Aula Múltiple del Colegio CASD Simón Bolívar, que Campo Martínez  tenía en su poder las respuestas de la prueba y que estaba  haciendo trampa, lo que generó un malestar general y la suspensión del proceso que es avalado por la Universidad de la Costa.

En tal sentido, el actual personero Municipal de Valledupar y aspirante a la reelección por el derecho que le brinda el artículo 40 de la Constitución Política de Colombia, indicó que todo se trató de un acto temerario, bochornoso y mal intencionado efectuado injustamente por los querellantes, dañando “mi honorabilidad ante la opinión pública, objeto de manoteo en la redes sociales y un enorme perjuicio en mi integridad moral”.

Campo Martínez acudió ayer en horas de la tarde a la Oficina de Asignaciones de la Fiscalía General de la Nación en Valledupar para presentar la denuncia de la cual espera pronta respuesta.

Manifestó que para nadie es un secreto que sus intenciones de reelegirse no son de todo gusto para muchas personas y, por ende, actuaron de tal manera que generaron un momento bochornoso y contrario a la verdad.

“Mi honra y mi buen nombre se han visto fuertemente mancillados por las sindicaciones tan gravosas que sobre mi han efectuado los señores William Herrara y Bladimir Flores, lo cual me impulsa a presentar esta querella, toda vez que me están señalando de algo que no he hecho y que además sumamente aberrante, aunado a que se está conculcando mi derecho fundamental a la honra y al buen nombre”, aseguró Campo en su denuncia.

De esta manera el Personero Municipal de Valledupar está solicitando a la Fiscalía que se investigue la comisión de delito de injuria y que se reconozca la calidad de víctima del punible denunciado.

LA CUC SE PRONUNCIÓ

La aplicación de la prueba fue suspendida el 8 de noviembre por parte de la Universidad de la Costa, como operador logístico del concurso de mérito que lleva a cabo el Concejo Municipal de Valledupar, señalando la falta de garantías como impedimento para ello.

De esta manera, el 9 de noviembre mediante una comunicación dirigida al Presidente del Concejo Municipal de Valledupar, la Universidad de la Costa indicó que “se verificó el cumplimiento de los protocolos internos de la institución para la seguridad y custodia de las pruebas, el cual se cumplió a cabalidad, por lo que para la Universidad resulta inverosímil la afirmación que un participante tuviera las respuestas a la prueba de conocimiento…”

Por tal razón, Campo Martínez destacó que las acciones que en su contra ejercieron Herrera y Flores, deja en evidencia la mendacidad de sus aseveraciones, ya que actuaron de forma dolosa y con ánimos destructivos “señalándome de ser el autor de un fraude, atacando con ello mi buen nombre y la transparencia del concurso de méritos”.

SUSPENDIDO EL CONTRATO

La comunicación de la Universidad de la Costa fue firmada por el rector Tito José Crissien Borrero, quien indicó además que la imagen de la institución se está viendo afectada por las calumnias lanzadas por algunos aspirantes. “Ponemos a disposición el contrato suscrito con la corporación edilicia para que, si es su decisión, se dé por terminado destacando que el interés de la universidad no es otro que apoyar los procesos de los municipios y ser garante de la transparencia de los procesos de elección”, finaliza la misiva.

Ante esta postura de la Universidad de la Costa, el presidente del Concejo Municipal de Valledupar, Eudes Orozco, informó en horas de la tarde de ayer, que el contrato con la casa de estudios superiores fue suspendido, ya que la institución se siente ofendida por el “acto bochornoso que promovieron algunos de los aspirantes al cargo de Personero en Valledupar”.

Al ser consultado si esta acción atrasaría el proceso de selección, indicó que ahora se debe iniciar el proceso de convocatoria de otro operador y de ello depende continuar con el cronograma establecido.

LOS HECHOS

El pasado 8 de noviembre acusaron al aspirante y actual personero Alfonso Campo Martínez, de hacer trampa durante el desarrollo evaluativo.

Bladimir Flórez aseguró haber visto a Campo Martínez copiar las respuestas anotadas en su pierna y mano izquierda; además que tenía movimientos extraños, se encontraba nervioso e inició el examen antes de la autorización.

“Lamentamos haber presenciado este hecho de quien  se supone tiene la experticia, pues asume el papel, por eso no se le haría difícil ya que conoce los compromisos y funciones… todos les pedimos una requisa y no quiso, se abstuvo y se marchó”.

Carlos Vides, otras de las personas admitidas en el cronograma, fue uno de los testigos de los reclamos de muchos concursantes quienes refutaban no tenerlas garantías en la supervisión del proceso.

El examen comenzó a las 10a.m. y el episodio ocurrió unos 10 minutos después.  “Delicado y vergonzoso es lo que  sucedió en Valledupar, es muy triste el señalamiento… No hay seguridad en este concurso”.