Diario del Cesar
Defiende la región

Los colombianos cada vez sufren más de sobrepeso y obesidad

38

De acuerdo con cifras de la Asociación Colombiana de Obesidad y Cirugía Bariátrica (ACOCIB) y Johnson & Johnson Medical Devices, una de cada cuatro personas en América Latina y el Caribe sufre de sobrepeso y en los últimos cuatro años se presentó un aumento de más de 16 millones de personas con obesidad en la región.

En el caso de Colombia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional del Ministerio de Salud, se estima que el 56 % de la población, entre los 18 y los 64 años, tiene sobrepeso u obesidad. ¿De qué forma se puede prevenir esta enfermedad y reducir el riesgo de patologías como las cardiovasculares?

Formas de tratar y prevenir la obesidad

La adaptación a un menú alimenticio balanceado, rutina física y el abandono de hábitos dañinos como el alcohol, el tabaco y el sedentarismo, pueden reducir de forma significativa el riesgo de padecer sobrepeso y obesidad. No obstante, también se puede acudir a tratamientos farmacológicos y/o procedimientos quirúrgicos sugeridos por un especialista.

– Cambio de hábitos alimenticios: Comer en horarios adecuados, masticar despacio, moderar las porciones, consumir menos calorías y limitar las meriendas, pueden contribuir a la reducción de kilos de más, sobre todo, en pacientes con sobrepeso.

De acuerdo con Renata Cortés, nutricionista de Doctoralia, la realización de una dieta balanceada depende de la historia clínica del paciente y las necesidades que tiene para tratar un problema de sobrepeso u obesidad.

“Hay que tener en cuenta el estado de salud del paciente, su nivel de actividad física, su salud emocional, que también es muy importante a la hora de tratar problemas relacionados con el peso. También hay que ver antecedentes de enfermedades como niveles altos de glicemia o diabetes, pues la dieta que puede funcionar con una persona, no necesariamente lo hará con otra. Es algo muy subjetivo”, resaltó Cortés.

En cuanto a los alimentos que se venden como saludables, bajos en grasa o azúcares, Cortés resalta que algunos de estos productos pueden no serlo y generan aumento de peso.

“Existen ciertos tipos de yogurt en el mercado cuyos niveles de azúcar son bastante altos a pesar de que se diga lo contrario. Hay que tener mucho cuidado con los alimentos considerados ‘light’, porque pueden ser igual o más perjudiciales que los alimentos que no son denominados como tal. Hay que observar la cantidad de azúcar y sodio que realmente tiene este tipo de alimentos”, explicó.

Por otra parte, la nutricionista Viviana Castillo recomienda el consumo moderado de frutas para saciar la necesidad de azúcar en el cuerpo, así como de productos como el aguacate, maní y almendras para mantener el hambre bajo control.

“Lo recomendable es comer una porción de nueces y frutos secos equivalente al puño de la mano para ir consumiendo durante el día. Estos alimentos suelen ser mucho más beneficiosos, puesto que contienen grasas buenas que ayudan a la saciedad del organismo”, enfatizó Castillo.

– Buena hidratación: beber al menos dos litros de agua diarios ayuda a controlar la presión sanguínea, regula la temperatura corporal y previene el estreñimiento. En cambio, el consumo excesivo de bebidas azucaradas aportan calorías vacías y contribuyen al aumento de peso.

– Actividad física: La actividad física también ayuda a controlar la tensión arterial, el colesterol y los niveles de glucosa en la sangre.

Con respecto a este punto, Castillo señala que la rutina de ejercicios debe ser orientada por un nutricionista y un especialista en acondicionamiento físico y que la salud mental juega un papel importante para que la persona se motive a ejercitarse, puesto que el estrés y la ansiedad pueden repercutir en la condición física de una persona.

“La Organización Mundial de la Salud recomienda que se debe tener al menos 30 minutos de actividad física diaria para mantener sano el corazón. Eso en el caso de prevenir la enfermedad. Si ya se tiene la patología, es necesario aumentar un poco más el tiempo de ejercitarse, con el fin de aumentar masa muscular y quemar más calorías”, enfatizó Castillo.

Bogotá (Colprensa).