Diario del Cesar
Defiende la región

´Tambalea´ Evo, en cualquier momento cae

36

Unidades de policías de tres ciudades de Bolivia se amotinaron contra el presidente Evo Morales, quien descartó someterlos con una acción militar, mientras la oposición exige en las calles su renuncia tras su cuestionada reelección.

La primera en rebelarse fue la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de la ciudad central de Cochabamba y poco después se amotinaron los comandos de la policía de Sucre (sur, la capital de Bolivia) y de Santa Cruz, rica región del oriente del país y bastión opositor.

“Estamos amotinados”, dijo escuetamente a una televisora local -y con el rostro cubierto- un policía de la UTOP de Cochabamba, unidad encargada de reprimir manifestaciones.

“La policía de Chuquisaca (Sucre) se está uniendo en apoyo a los camaradas que se han amotinando en Cochabamba”, declaró a su vez otro agente de la capital boliviana que también tenía el rostro cubierto.

El gobierno de Morales descartó ordenar una operación militar para someter a los policías rebeldes, anunció el ministro de Defensa, Javier Zavaleta.

“No se va a hacer ninguna operación militar en estos momentos, eso está totalmente descartado”, declaró Zavaleta a la prensa.

En la céntrica avenida Prado, la principal de La Paz, decenas de policías marcharon esta noche dentro de una columna de manifestantes opositores gritando consignas contra Morales, observó un periodista de la AFP.

Televisoras locales mostraron además imágenes de manifestantes dándose la mano con policías en el centro de La Paz, en contraste con las tres noches anteriores, cuando ambos bandos se enfrentaban.

En barrios de La Paz los policías se replegaron a sus cuarteles, mientras una multitud coreaba “policía amigo, el pueblo está contigo”, según las imágenes.

El líder regional Luis Fernando Camacho, erigido como el rostro más visible y radical de la oposición boliviana, agradeció a los agentes.

“Lloré de emoción, ¡Grande nuestra Policía!”, tuiteó Camacho. “Gracias por estar con su pueblo, Dios los bendiga”.

Además, decenas de manifestantes acudieron frente al Colegio Militar de La Paz a pedir a los uniformados que se unan a la cruzada para conseguir la renuncia de Morales.