Diario del Cesar
Defiende la región

Duque entregó la sede de la Registraduría en Nabusímake

51

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

En medio de divisiones entre la comunidad arhuaca por la llegada del presidente a su territorio, el mandatario de los colombianos  visitó  la  primera sede de la Registraduría  en el pueblo indígena  de Nabusímake, ubicado en la Sierra Nevada de Santa Marta.

 “Una de nuestras  metas es que garanticemos los servicios de registro con las comunidades ancestrales. Acá estamos  viendo la institucionalidad de todo un país que reconoce los derechos de todos y que esperamos mejore la calidad de vida”, señaló el presidente.

En esta tierra donde nace el sol, y en demostración de lo que establece la Constitución de darle beneficio,  derechos y libre ejercicio a las comunidades ancestrales,  el Jefe de Estado estuvo acompañado por el Registrador Nacional del Estado Civil, Juan Carlos Galindo; la Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, y autoridades civiles y ancestrales, con quienes recorrió el lugar para afianzar el compromiso asumido con las comunidades arhuacas.

Con un mensaje de “hermandad institucional”, el Presidente Duque afirmó que se está materializando un sueño que por años esperó la comunidad de Nabusímake. “Esta sede va a mejorar la calidad de vida de estas comunidades, que para acceder al derecho de registrar el nombre de sus hijos tenían que pasar muchas dificultades y trasladarse a otros territorios”.

Al llegar a la capital arhuaca, el Primer Mandatario nacional hizo un recorrido y sostuvo un diálogo fraterno con los maestros mamos, a quienes les reiteró el compromiso del Gobierno con los pueblos ancestrales, y recordó que en el Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, “hay un capítulo especial para las comunidades indígenas del país.

“Vengo, como su Presidente, a expresarles mi cariño y mi afecto; a reiterarles que vamos a seguir trabajando de la mano para abrir más oportunidades para nuestros pueblos indígenas”, subrayó el Mandatario, quien manifestó su satisfacción por la presencia de la institucionalidad del país en este territorio.

15.000 HABITANTES BENEFICIADOS

La sede de la Registraduría en Nabusímake, beneficia a una comunidad que supera los 15.000 habitantes, provenientes de los sectores: Ati Arumake, ubicada a 30 minutos de la sede; Centro y La Granja, a 40 minutos; Ati Kimake, Sirkario, Makogueka, San Francisco, Kurakata, a 1 hora y 30 minutos, y Ati Kokorewa, Tierras Nuevas y Trankamenia, a 2 horas y 30 minutos.

Según cifras de la Registraduría Nacional del Estado Civil, en este punto, cuya oficina cuenta con 100 metros cuadrados y con capacidad para atender a 3 personas, se han tramitado 42 registros civiles, 43 tarjetas de identidad, 78 cédulas de ciudadanía, 7 duplicados y 19 renovaciones de tarjetas de identidad.

Funciona de lunes a viernes, en horario de oficina, y es atendido por indígenas arhuacos nombrados por la Registraduría, institución que además adelanta la producción de material pedagógico escrito en lengua indígena, para permitir una mejor comprensión en el proceso de identificación.

Según Duque, la comunidad indígena de Nabusímake venía esperando por años tener un servicio donde  pudieran realizar el registro civil de su población, que  se calcula podría beneficiar a más de 15 mil habitantes  de la zona.

El presidente resaltó que esta  sede de Registraduría va a mejorar la calidad de vida de estas comunidades debido a que,  hasta hace poco,  había tenido  muchas dificultades para  registrar a  los menores que allí nacían.

Esta sede de la Registraduría abrió sus puertas hace pocos días  y ya se han tramitado 42 registros civiles, 43 tarjetas de identidad, 78 cédulas de ciudadanía, 7 duplicados y 19 renovaciones de tarjetas de identidad.

La sede funciona de lunes a viernes, en horario de oficina, y es atendido por indígenas arhuacos nombrados por la Registraduría.

Sin embargo, la Confederación Indígena del Tayrona, rechazó la realización del evento y manifestó que cualquier reunión que se realizara carecía de legitimidad para las autoridades indígenas arhucas , debido que habían pedido aplazar dicha visita porque se encuentran desarrollando actividades espirituales.

Con un mensaje de “hermandad institucional”, el Presidente Iván Duque Márquez visitó este viernes a la comunidad indígena arhuaca en la Sierra Nevada de Santa Marta, y entregó la primera sede de la Registraduría Nacional del Estado Civil en un pueblo indígena.

 “Aquí, en esta capital de la Sierra (Nabusímake), venimos hoy a hacer una presencia de hermandad institucional. La comunidad de Nabusímake venía esperando por años por este servicio, donde se tuviera el registro civil. Así que ver este sueño hecho realidad es la demostración de que en el marco de nuestra Constitución nos encontramos todos, para darles beneficios, para darles derechos y pleno ejercicio de los mismos a todos los habitantes de nuestras comunidades ancestrales”, afirmó el Jefe de Estado.

Resaltó que la sede de Registraduría Nacional del Estado Civil en Nabusímake va a mejorar la calidad de vida de estas comunidades, que para acceder al derecho de registrar el nombre de sus hijos tenían que pasar muchas dificultades.

Al destacar que al llegar a la capital arhuaca hizo un recorrido y sostuvo “un diálogo fraterno con los maestros mamos”, el Mandatario les reiteró el compromiso del Gobierno con los pueblos ancestrales, y recordó que en el Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, “hay un capítulo especial para las comunidades indígenas de nuestro país”.

 “Vengo, como su Presidente, a expresarles mi cariño y mi afecto; a reiterarles que vamos a seguir trabajando de la mano para abrir más oportunidades para nuestros pueblos indígenas”, subrayó el Mandatario, quien manifestó su satisfacción por la presencia de la institucionalidad del país en este territorio.

En la jornada, el Jefe de Estado estuvo acompañado por el Registrador Nacional del Estado Civil, Juan Carlos Galindo; la Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, y autoridades civiles y ancestrales.

SE REUNIÓ CON MELLO CASTRO

A su paso por la capital del departamento del Cesar, el presidente de la República, Iván Duque, sostuvo un encuentro con el alcalde electo de Valledupar, Mello Castro, y el senador José Alfredo Gnecco en el aeropuerto Alfonso López Pumarejo.

Mello Castro manifestó que fue un encuentro informal donde se estrecharon la mano como muestra de la alianza que de ahora en adelante formarán en beneficio del municipio de Valledupar.

“Le solicité al Primer Mandatario Nacional una cita para acudir al Palacio Presidencial a dialogar sobre las metas que se tienen fijadas para la capital del Cesar, por lo que quedo atento a la  fecha que asigne el despacho”, dijo.

Mello Castro afirmó que aunque no alcanzó a dialogar con detalles, el Presidente Duque le demostró estar dispuesto a trabajar en alianza por beneficio de los vallenatos.

LA NUEVA SEDE DE LA REGISTRADURÍA

La sede de la Registraduría en Nabusímake es el primer punto de atención de la institución que abre sus puertas en un pueblo indígena, beneficiando a una comunidad que supera los 15 mil habitantes.

Según cifras de la Registraduría Nacional del Estado Civil, en este punto se han tramitado 42 registros civiles, 43 tarjetas de identidad, 78 cédulas de ciudadanía, 7 duplicados y 19 renovaciones de tarjetas de identidad.

La oficina cuenta con 100 metros cuadrados y tiene capacidad para atender a 30 indígenas.

Este punto de atención funciona de lunes a viernes, en horario de oficina, y es atendido por indígenas arhuacos nombrados por la Registraduría.

Además, el organismo de registro adelanta la producción de material pedagógico escrito en lengua indígena, para permitir una mejor comprensión en el proceso de identificación.

La Registraduría de Nabusímake atiende a la comunidad arhuaca de los siguientes sectores: Ati Arumake, ubicada a 30 minutos de la sede; Centro y La Granja, a 40 minutos; Ati Kimake, Sirkario, Makogueka, San Francisco, Kurakata, a 1 hora y 30 minutos, y Ati Kokorewa, Tierras Nuevas y Trankamenia, a 2 horas y 30 minutos.

División entre los líderes indígenas  

Indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta le pasaron cuenta de cobro al Gobierno Duque luego del desplante que el mismo Gobierno les hiciera en desarrollo del Foro “Salvemos el Corazón del Mundo” realizado en el Teatro del Agrado de la Procuraduría General de la Nación el pasado 5 de noviembre en Bogotá.

Igualmente precisan los mamos y autoridades indígenas que quienes se autoproclaman como cabildos y diplomáticos de las comunidades indígenas, refiriéndose a Rogelio Mejía y Danilo Villafañe quienes convocaron a actividades con el presidente Duque, no los representan y tampoco están autorizados para comprometer a las comunidades indígenas ni sus autoridades ancestrales y legítimas.

El Cabildo Gobernador Arhuaco, José María Arroyo, firmó una carta dirigida al presidente Iván Duque en la que asegura que por actividades espirituales ya programadas, no se llevará a cabo la inauguración de la Registraduría en Nabusimake, pueblo de la Sierra Nevada.

“En cumplimiento de los mandatos espirituales y tradicionales de nuestra Ley de Origen, en la actualidad nos encontramos desarrollando actividades espirituales referentes a la conservación del territorio y el buen funcionamiento de la autoridad”, dice uno de los apartes del documento enviado por las comunidades nativas.

El texto agrega que “por lo anterior, las autoridades y mamos hemos tomado la decisión de aplazar las inauguraciones de la Registraduría en Nabusimake y la de la Biblioteca y Casa de la Memoria de la Sierra Nevada (…) y reprogramar para fechas posteriores”.

Los indígenas aseguraron que la fecha de reprogramación debe ser coordinada de manera directa con el Cabildo Gobernador y las directivas.

“Es conveniente que para la reprogramación de estas actividades la institución delegada por el Gobierno coordine directamente con el Cabildo Gobernador y la directiva, con el tiempo suficiente para evitar contratiempos”, finalizó diciendo el documento.