Diario del Cesar
Defiende la región

Procuraduría suspendió por tres meses a capitán de la Policía

284

La Procuraduría General suspendió por tres meses de su cargo al capitán Eduardo Andrés Merchán Prieto, quien es investigado por el presunto abuso sexual de la teniente Kelly Johana Sierra, durante una fiesta que se llevó a cabo en las instalaciones de la Policía en Valledupar.

La determinación de la Procuraduría se llevó a cabo en medio de la audiencia de juicio disciplinario que se desarrolló a puerta cerrada en la sede del Ministerio Público en Bogotá. Según la procuradora delegada, la suspensión se decretó debido a que el uniformado “podía presionar o influir en sus subalternos frente a la investigación” que se surte desde hace dos meses.

La diligencia, que empezó a las 8:30 de la mañana, contó con la presencia del capitán y su defensa. Allí solicitaron la nulidad del proceso pero esta fue negada “porque está probado que a la defensa sí se le entregaron todos los documentos, incluyendo el dictamen de Medicina Legal”.

Fuente oficiales de la Procuraduría confirmaron que las pruebas a las que hacía alusión la defensa se encontraban en un CD que contenía más de 400 folios. Tras la negativa, la defensa del capitán repuso la decisión y la delegada ratificó su determinación.

La Procuraduría llamó a juicio disciplinario al capitán luego de la práctica de pruebas que ordenó el Ministerio Público, en el marco de la investigación que se adelantó por los hechos ocurridos el pasado 24 de noviembre y denunciados por la teniente.

En su momento, el Ministerio Público solicitó a la Policía Nacional la remisión del expediente que se surte contra el capitán, así como el material audiovisual del lugar donde ocurrieron los hechos. Tras la recolección de testimonios y declaraciones, un procurador delegado determinó que la citación a juicio verbal disciplinario era lo más conveniente para esclarecer los hechos.

Entre las pruebas que tiene la Procuraduría en contra del teniente también reposan las investigaciones que adelantó la Fiscalía General y que expuso ante un juez con función de control de garantías contra el capitán una vez fue capturado y posteriormente dejado en libertad pese a la oposición del Ministerio Público.

Los hechos por los que se investiga al uniformado tuvieron lugar en medio de un evento que realizaba la institución como despedida de fin de año. Lo que relató la teniente en su denuncia es que fue accedida de manera abusiva luego de que el uniformado le retuviera su teléfono móvil.

En total son 26 pruebas documentales y siete testimoniales que reposan en los expedientes de la investigación disciplinaria.  En el pliego de cargos, la Procuraduría General citó la existencia de videos de las cámaras de seguridad del lugar donde se habrían presentado los hechos.

Además cuenta con las minutas de órdenes de servicio del comando entre los días 22 y 26 de noviembre de 2018.

El capitán se encuentra en libertad por la decisión del Juzgado Segundo Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías que consideró que no existían méritos para cobijarlo con una medida de aseguramiento.  A Merchán Prieto quien cuenta con más de 11 años de servicio, le imputaron el delito de acceso carnal violento.

 

RESTRICCIONES IMPUESTAS

Sin embargo, aunque el dictamen del tribunal favoreció al implicado al no privarlo de la libertad y permitirle seguir en ejercicio de sus funciones como comandante del Cuarto  Distrito de la Policía del Cesar, con sede en Curumaní, le fueron impuestas ciertas prohibiciones a fin de que no incida en las condiciones que supuestamente habrían gestado el escandaloso hecho.

“Se le impone igualmente la obligación de tener buena conducta individual, familiar y social, con especificación de la misma y su relación con el hecho. En este caso el despacho considera pertinente imponerle la obligación de abstenerse de consumir bebidas embriagantes, por lo menos durante el desarrollo de la presente actuación procesal, así también la de no concurrir a integraciones de índole laboral en la misma vigencia, debido a que eso tiene relación con el hecho por el que se le investiga. Por último, para garantizar lo anterior, se le impone la prohibición de salir del país hasta tanto un juez de conocimiento determine si lo absuelve o no”, acotó el juzgado en las audiencias anteriores.

Por su parte, el defensor del capitán Merchán Prieto, William Mejía Mussa, explicó que algunos elementos exhibidos por él durante la diligencia de solicitud de medida de aseguramiento, permitieron que el tribunal acogiera la petición que este había expuesto.

Finalmente, respecto a la contradenuncia realizada por Merchán Prieto  contra Sierra Pineda por el delito de calumnia, el abogado defensor aclaró que el proceso está en una etapa investigativa dado que la denuncia se instauró el 24 de noviembre y aún no se conoce a que Fiscalía le correspondió el proceso.