Diario del Cesar
Defiende la región

Claman ayuda para niño con hidrocefalia

437

El amor de madre es tal vez el motor que mantiene intactas las fuerzas de Damaris Vinasco Ardila. No obstante, su pena es muy dura, al ver con impotencia que su hijo de 14 años padece una enfermedad que cada día lo complica más y por la falta de recursos, no puede ayudarlo como ella desea.

Vinasco Ardila, residente del barrio San Jerónimo, de Valledupar, no se resigna y asegura que hasta el último segundo de su vida luchará por ver bien a Yair Vinasco Ardila, un niño que padece hidrocefalia (Acumulación de líquido dentro del cráneo, que lleva a que se presente hinchazón de cerebro).

La situación es complicada, Yair no habla ni ve, pero lo más delicado es que el diámetro de su cabeza es de 73 centímetros, dos veces más grande del tamaño normal para un menor de su edad.

De acuerdo con los especialistas, el niño podría morir en cualquier momento a causa de la gran cantidad de líquido acumulado en su cerebro.

Yair, incluso, ha sido operado en dos oportunidades, pero su salud no mejora, aunque ni ello quita las fuerzas de esta mujer, quien sigue adelante derribando los obstáculos y mostrando con orgullo el amor hacia su hijo.

 

NECESITA CAMA, COCHE, ALIMENTOS…

Damaris, proveniente de una familia de escasos recursos, ha empezado a ver lacerada su salud por llevar cargado todo el día a su hijo.

Hoy su espalda no soporta más el peso y ya le ha empezado a pasar factura, por lo que se ha visto obligada a cuidar su columna vertebral.

Ante esta situación clama por un coche, alimentos y una bañera para proporcionarle una mejor calidad de vida a Yair y también a ella.

Damaris Vinasco manifiesta que esta situación también le impide realizar alguna actividad económica, lo que complica su situación.

De igual manera, su compañero sentimental y padrastro del menor, se desempeña como albañil, sin embargo, los recursos no son suficientes.

Cabe recordar que la hidrocefalia puede empezar mientras el bebé crece en el útero.  Es común en bebés que tienen mielomeningocele, un defecto congénito en el cual la columna vertebral no se cierra apropiadamente.  También puede ser por defectos genéticos o ciertas infecciones durante el embarazo.

Esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en niños.

Los interesados en contribuir con una causa social con Damaris y su hijo Yair, pueden comunicarse a las líneas 3015165410 – 3113689315.