Diario del Cesar
Defiende la región

Condenado a 30 años de prisión sindicado del crimen de mecánico

632

Kevin Alfonso López Cano, fue condenado a 30 años de prisión acusado del crimen de Luis Fernando Beltrán Mota, el 15 de junio del año 2013 en el sur de Valledupar. En enero fue absuelto del proceso por un juzgado de conocimiento, pero el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Valledupar, revocó la decisión y dictó sentido de fallo condenatorio.

En el municipio de Ipiales, Nariño, fue capturado por agentes de la policía judicial, Kevin Alfonso López Cano, luego que el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Valledupar, decidiera revocar la absolución y emitiera sentido de fallo condenatorio contra el procesado por el crimen de un mecánico.

En enero del presente año, el Juzgado Segundo Penal Municipal con funciones de conocimiento, lo declaró  inocente de dicha acción punible.

Tras la apelación de la Fiscalía  y luego que el Tribunal realizará una exhaustiva indagación de los hechos, además del testimonio de la madre de la víctima quien respondía al nombre de  Luis Fernando Beltrán Mota,se pudo comprobar la responsabilidad de López Cano en el homicidio de la víctima.

La decisión ordenó que López Cano debe permanecer recluido en un centro penitenciario 30 años de prisión por el asesinato registrado el 15 de junio del año 2013 en el sur de Valledupar.

El nuevo fallo consideró que los elementos materiales probatorios presentados por la fiscal 7, son suficientes para demostrar que el antes mencionado quien se transportaba como parrillero de una motocicleta, fue la persona que ultimó a bala a Beltrán Mota, porque este les llamó la atención por la alta velocidad en la que se desplazaban en la motocicleta por la calle donde jugaban unos niños del sector, ubicado en el barrio Nuevo Milenio.

Los familiares del occiso, se encuentran satisfechos con la determinación de los estrados judiciales y seis años después, por fin pueden ver tras las rejas al hombre que segó la vida del hombre que se dedicaba a la mecánica, ultimado en medio de un acto de intolerancia. Kevin Alfonso López Cano, luego de su detención, permanece recluido en un centro carcelario de Ipiales.