Diario del Cesar
Defiende la región

“Si un ‘cazatalentos’ le pide plata, lo quiere estafar”: agentes FIFA

2.139

En la edición de ayer, DIARIO DEL CESAR publicó la noticia de la posible estafa a cerca de 30 futbolistas del Cesar que habrían sido engañados por un presunto intermediario del fútbol quien les habría prometido una oportunidad en el exterior.

Como publicó este medio, en horas de la noche del pasado sábado fue divulgado un video, a través de la red social Facebook, se evidenció un posible fraude a varios jugadores jóvenes del departamento.

En la publicación, se observa al grupo de jóvenes reclamándole al supuesto empresario deportivo Manuel Gómez, a las afueras de un hotel de Medellín.

Pero, ¿cómo pueden resultar engañados tantos jugadores y padres de familia por un estafador del fútbol? ¿Cuáles son las alertas que deben observar los papás de un futbolista para reconocer a un falso cazatalentos?

DIARIO DEL CESAR dialogó con dos reconocidos empresarios italianos, Angelo Ronconi y Federico Spada, ambos agentes FIFA, los cuales coincidieron en afirmar que el primer síntoma para detectar un falso cazatalentos del fútbol es cuando se le pide dinero a sus padres.

“El talento no se paga, el empresario que cree en el talento invierte la plata; si es difícil poner un jugador profesional, imagínese 30… no existen empresarios serios que pidan plata para llevar talento, si un empresario le pide plata, lo están estafando”, expresó Ronconi de manera enfática.

Ronconi, presidente del Udinese Football School – filial en Colombia del Udinese Calcio de la Primera División del Fútbol Italiano-, fue quien ubicó al delantero valduparense Juan Camilo Becerra en el fútbol europeo además de otras jóvenes figuras como Luis Sandoval, del Júnior, hoy con la selección Colombia sub-20.

 Finalmente, aconsejó a los padres de familia que exijan a cualquier persona que esté interesado en el talento de los futbolistas jóvenes el carnet que los acredite como empresario legal expedido por la entidad oficial del país, en el caso de Colombia, por la federación nacional, a su vez que lamentó que se encuentren “muchas figuras en este medio que  no les importe jugar con los sueños de los jugadores”.

 

“SON LOS EMPRESARIOS LOS QUE DEBEN DE INVERTIR”

En el mismo sentido opinó Federico Spada, empresario de futbolistas de la agencia de representaciones The Special One, quien afirmó que en su empresa “en ningún momento se pide plata al jugador”.  “Nuestros jugadores no gastaron ni un pasaje, siempre nos hacemos cargo de ellos, al jugador tienes que aportarle o invertir, cuando los jugadores o familia están invirtiendo es algo fuera de contexto”, asegura Spada.

Agregó que: “Nosotros no pedimos ni 1.000 pesos a la familia, porque son los empresarios que deben invertir en los jugadores, y no los jugadores en empresarios”.

Así mismo, Jesús Dangond, gerente de divisiones menores del

equipo vallenato, llamó la atención de los padres de familia para que se abstengan de entregar dinero a los llamados empresarios.

“En el caso particular, tuvimos conocimiento que el señor se les acercó para algunos trámites, solicitó un anticipo en dinero, nosotros lo que hicimos fue asesorarles que no dieran ningún dinero y que no tenían obligación de entregar dinero”, aseguró Dangond.

Agregó que: “Preocupa que muchos muchachos en el afán están cayendo en manos de personas inescrupulosas”.

 

ASÍ HABRÍAN ESTAFADO A JUGADORES CESARENSES

Según conoció este medio de comunicación, el cazatalentos habría exigido dinero a los padres de familia de los futbolistas con el compromiso de llevar a sus hijos a participar de un torneo internacional en el cual veedores de clubes del exterior podrían interesarse en sus servicios.

Sin embargo, cada vez que se cumplía el plazo para viajar al supuesto torneo, la persona señalada posponía el viaje aduciendo motivos de fuerza mayor.

Pero la situación que provocó la reacción airada de los futbolistas, entre los 15 y 17 años, se presentó el sábado en horas de la noche al descubrir que Gómez, quien se ausentó por varios días sin explicación alguna del hotel donde se encontraban hospedados, había utilizado la tarjeta de crédito de uno de los jugadores.

Los jugadores fueron contactados por Gómez, a través del entrenador Adolfo Prescott, extécnico de las selecciones Cesar.  Según Prescott, quien negó tener conocimiento de los antecedentes de Gómez, este lo contactó desde noviembre para que dirigiera un proyecto deportivo, con futbolistas de entre 15 y 17 años, los cuales viajarían a Italia.

DIARIO DEL CESAR también conoció que este no sería el único posible caso de estafa del señor Manuel Gómez.   Una fuente consultada aseguró que el supuesto empresario estaría incurso en situaciones similares con jóvenes futbolistas en varios municipios de La Guajira como Barrancas, Fonseca y Albania, además de Barranquilla y Bogotá.  Sin embargo, esto último deberá ser corroborado por las autoridades.