Diario del Cesar
Defiende la región

En medio de rezos y Alabaos, Bojayá alista entierro de víctimas de la masacre

300

Delegados de las víctimas de la masacre de Bojayá (mayo de 2002) relataron en la mañana de este miércoles la forma en la que se realizarán las ceremonias y rituales para despedir a sus familiares luego del proceso de identificación que hicieron los forenses del Instituto de Medicina Legal.

Los actos se iniciarán desde el 11 de noviembre, según explicó Yúber Palacio Córdoba, al detallar que en los ritos habrá alabaos, rezos y velaciones de amanecida, entre otros rituales propios de las creencias de esta comunidad.

“Al final habrá un acto público en el que elevaremos cuatro proclamas: garantía de no repetición. Interconexión eléctrica, reactivación económica y reubicación de Pogue, población ubicada en la selva chocoana”, describió Palacio.

Claudia García, directora de Medicina Legal, indicó que desde el comienzo se planteó un acompañamiento en el que el resultado final era que las víctimas tuvieran respuestas sobre las causas de muerte de sus parientes.

“Escucharán del Estado parte de lo que le hemos callado durante estos 17 años. El equipo forense estuvo conformado por antropólogos, técnicos de rayos equis, expertos en balística que trabajo desde el 30 de mayo de 2007 y terminamos esa primera fase en septiembre de 2017”, sostuvo García.

Luego vino un grupo de genetistas cuyos estudios estuvieron tendientes a identificar los cuerpos que se entregarán. Esa labor fue de alta complejidad debido a que las estructuras óseas con el paso de los años se fueron desvaneciendo, más aún por cuenta de las exhumaciones a las que se vieron sometidas.

“Hubo una nueva técnica de secuenciación genética que se aplicó en aquellos cuerpos en los que no había extraído muestras genéticas. El compromiso es continuar procesando algunas de estas nuevas muestras”, concluyó García.

Ramón Rodríguez, director de la Unidad de Víctimas, resaltó que este entierro será histórico porque se respetarán las creencias de la comunidad afro y que para ello tuvieron en cuenta lo que les contaron los sabedores, considerados como los sabios del territorio.

BOGOTÁ (Colprensa).