Diario del Cesar
Defiende la región

Cayeron cuatro de la  banda  ‘Los samarios’ 

220

El ataque a un mototaxista en la orilla del Río Guatapurí develó varios detalles de la muerte del presunto integrante de la banda ‘Los Samarios’, Saúl Muegues,  y de un posible atenta al cantante Poncho Zuleta y su hijo Andrés Zuleta.

Esto fue relatado por la Fiscalía 14 Seccional de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, en medio de las audiencias preliminares desarrolladas ante el Juzgado Cuarto Penal Municipal de Control de Garantías de Valledupar, donde se develó que la víctima del ataque fue identificado como Jesús Enrique Hernández Lara, quien el pasado 21 de octubre fue herido a bala y trasladado a la Clínica Erasmo de la ciudad.

“A la víctima le solicitaron el favor de reclamarle la suma de 100 mil pesos, pero para esto debía trasladarse al frente del Centro Recreacional La Pedregosa. Él cual cuando termino su actividad como mototaxista del día de ayer, se dirigió para el sector y se comunicó con sus conocidos Robinson y Cristian, donde les informó que ya se encontraba en la Pedregosa, en esos minutos que estaba esperando a la persona que le entregaría el dinero apareció una tercera persona que se identificó como Julián, quien se transportaba en una motocicleta y le dijo que se acercaran a una casa campo que se encontraba en el sector donde le entregaría los 100 mil pesos y que de paso allí se podría tomar una fría; es decir, fue así como se acercó a este lugar, donde se encontraban de cinco a seis personas armadas y allí se le acercaron para quitarle el casco, los documentos de la motocicleta, el teléfono celular, un reloj, un dinero y lo bajaron de la motocicleta donde lo amarraron de pies y cabeza para sacarle toda la información que tenía sobre una persona llamada Poncho Zuleta y Andrés Zuleta porque iban a matarlo y que él tenía toda la información relacionada con la muerte de una persona en Valledupar, que es conocida como Saúl Muegues a los que este manifestó que no tenía ninguna información que suministrarles y que tampoco sabía de esa muerte de Saúl”, relató el fiscal en medio de la diligencia.

Los presuntos responsables del hecho que fueron capturados en flagrancia en el lugar del suceso fueron identificados como William de Jesús Jiménez, dedicado a los oficios varios; Josi José Cantillo Camacho, dedicado a la pesca; Walkin Valencia  Rodríguez, de profesión escolta, y Ramón Rodríguez Rebolledo, quien se dedica al comercio, quienes según lo conocido son oriundos de Santa Marta.

“Hernández Larafue llevado por todas estas personas hasta la parte trasera del inmueble a la orilla del río donde le propinaron dos impactos con arma de fuego, uno a la altura de la clavícula y otro en la zona parietal izquierda, momento en el que lo arrojaron al río y estas personas creyeron que este estaba muerto pero unos metros más abajo logró salir y se encontró con unas personas a las cuales le contó lo que le había ocurrido y estas personas llamaron a la Policía Nacional, fue cuando miembros de la Sijín hicieron presencia en el lugar de los hechos  con los resultados ya conocidos y se logró la captura de los hoy presuntos responsables y los elementos como:el arma de fuego y vehículo en el que se transportaban”, manifestó el ente acusador.

Ante esto, la Fiscalía le imputó los cargos por tráfico, fabricación y porte de armas de fuego y tentativa de homicidio. Al cierre de esta edición aún se estaba realizando las audiencias concentradas.