Diario del Cesar
Defiende la región

En Sabanas de Juan Marcos no hay atención médica

386

Algunos habitantes de Sabanas de Juan Marcos subsisten de la venta de mandarinas y pomelos, dado que la población se encuentra ubicada en el cordón citrícola del departamento del Cesar.

Mientras el puesto de salud del corregimiento de Sabanas de Juan Marcos, zona rural de Chimichagua, se pierde entre la maleza y el olvido, sus habitantes deben pagar hasta $8.000 en transporte para poder ser atendidos en el Hospital Inmaculada Concepción, ubicado en el casco urbano del municipio.

La denuncia la hizo el presidente de la Junta de Acción Comunal de Sabanas de Juan Marcos, Juan Manuel Bello Correa, al asegurar que el puesto de salud tiene por lo menos una década sin prestar el servicio a la comunidad, obligando a sus habitantes a desplazarse para ser valorados.

“El puesto de salud desde 2004 que funcionó, más nadie lo ha puesto a funcionar, ahí está cerrado, lleno de cucarachas, murciélagos y demás animales”, explicó Bello Correa.

El líder comunal aseguró que ha tocado todas las instancias, sin embargo el puesto de salud sigue en el más profundo abandono y más nunca se volvió a ver por la población un médico o una enfermera.

“Tenemos que ir a Chimichagua a pagar $8.000 para cosas elementales como tomarse la presión y tratarse un dolor de cabeza.  El alcalde de la época lo puso a funcionar durante los dos años de su administración y después nadie más”, manifestó Bello.

“EL TEMA DE SALUD ES MUY COMPLICADO”

La concejal de Chimichagua, Denis Caro Conde, aseguró que la salud en su municipio es delicada al ser una población netamente “rural”.

Agregó que “es una preocupación que hemos tenido como coadministradores del municipio en el área de centros de salud, por tal razón tuvimos la oportunidad invitar al gerente del hospital Inmaculada Concepción de Chimichagua, César Suárez Medina, a un debate. Y es ahí donde él se comprometió de llegar a los puestos de salud para retomar los que están abandonados y mejorar las condiciones”.

Caro Conde manifestó que la tarea se ha venido cumpliendo por el ejecutivo, aun así queda mucho por hacer.  “Tanto que puedo dar fe, que de esos compromisos, ya estuvo en Candelaria, ha estado en otros corregimientos y así esperemos que siga llegando a las demás poblaciones.  El tema de salud por la complejidad del municipio, que es más rural que urbano, es muy complicado.  Nosotros siempre pedimos a los administradores que miren a Chimichagua de manera especial por su área, por su extensión.

El corregimiento de Sabanas de Juan Marcos se encuentra ubicado a 10 kilómetros del casco urbano del municipio de Chimichagua.

Fue creado como corregimiento mediante el Acuerdo número 010 del 31 de agosto de 2010.

Junto con Sabanas de Juan Marcos, también fueron creados los corregimientos de Betel y Buenos Aires y se “traslada una cabecera corregimental dentro de la jurisdicción territorial del municipio de Chimichagua”.

En la actualidad, Sabanas de Juan Marcos cuenta con 207 habitantes y 40 viviendas.  “No tenemos ni puesto de salud, ni instituciones educativas, ni parques, ni una capilla, ni nada de eso”, sostiene Juan Manuel Bello Correa.

LA ALCALDÍA DA SU VERSIÓN

La Alcaldesa de Chimichagua, Maritza Pérez Ramírez, declaró que: “el puesto de salud de Juan Marcos no está habilitado.  Solo tenemos habilitados los puestos de salud materno infantil de los corregimientos de Candelaria, Mandinguilla, Sempengua y Saloa”.

 

Por ARNOL MURILLO