Diario del Cesar
Defiende la región

Conduciendo moto, lo arrolló un carro y murió

197

Una persona muerta y otra herida es el saldo que dejó un desafortunado accidente de tránsito ocurrido en la noche del pasado sábado en una concurrida calle del sur de Valledupar, en el que estuvieron implicados tres vehículos.

La víctima mortal del hecho fue identificada como Jesús Antonio Peña Solano, de 59 años, llamado cariñosamente por sus amigos como ‘Chuy’, quien pese a ser trasladado de urgencia a la Clínica Santa Isabel de esta ciudad, falleció a causa de los múltiples golpes que recibió en el siniestro.

Según el reporte entregado por las autoridades, el hecho ocurrió a eso de las 9:17 p. m, sobre la manzana E del barrio Nuevo Milenio, por el sector que da entrada a Mareigua, cuando la víctima conducía una motocicleta bóxer color negra y fue impactado y arrastrado por una camioneta Hyundai de color rojo.

“Él iba para su casa cuando lo arrollaron. Él tenía una parcela para la vía La Mesa, fue a revisar unos cultivos y luego nos fue a visitar (a la familia) en el barrio Siete de Agosto. No había pasado mucho desde que se fue, cuando nos avisaron de que se había accidentado y que estaba muy mal por los golpes que recibió en la cabeza y la espalda. Lo que dicen los testigos del hecho que el que conducía el carro iba tomado”, contó José Peña, su hermano.

En el siniestro resultó lastimada una mujer de 26 años, quien debido a la magnitud de la colisión sufrió una herida abierta en el pómulo izquierdo y golpes en diferentes partes del rostro, por lo que tuvo que ser trasladada a la Clínica de Facturas, aunque afortunadamente se encuentra fuera de peligro.

Una camioneta Ford de color azul que era conducida por un hombre de 56 años también resultó implicada en el accidente, aunque esa persona no recibió lesión alguna por el choque.

Hasta el centro asistencial se trasladaron varios peritos del cuerpo de criminalística de la Policía de Tránsito y Transportes del Cesar, quienes estuvieron a cargo de realizar la inspección técnica al cadáver, que posteriormente fue trasladado a la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital, donde le practicaron la necropsia de rigor.

“Él iba en su carril y el conductor de la camioneta, que iba en estado de embriaguez, lo arrolló y lo hizo volar de la moto. Cuando cayó tuvo un golpe abdominal que hizo que se le desprendieran los intestinos y que se le desmigajara el hígado, y aunque alcanzó a llegar vivo a la clínica, falleció casi que inmediatamente. Por el hecho sabemos que detuvieron a la persona que manejaba la camioneta y que será judicializada por homicidio culposo”, explicó su esposa, Leidy Mejía.

Sobre la víctima se conoció que era padre de una niña de 11, un niño de 9 y un adolescente; era agricultor y tenía una parcela en zona rural de Valledupar, cultivaba tomate, maíz y cacao; y residía en el barrio Siete de Agosto con su mujer y sus hijos.

Su sepelio se llevará a cabo a las 4 p. m. de hoy lunes en la funeraria Coipaz y posteriormente será sepultado en un cementerio de esta ciudad, de donde era natal.