Diario del Cesar
Defiende la región

´Inundación de aeropuerto no fue por infraestructura´

39

POR:
EDUARDO
MOSCOTE SIERRA

Luego de hacerse virales las imágenes de las inundaciones al interior del recién entregado aeropuerto Alfonso López a causa del torrencial aguacero del 3 de octubre, el administrador de la terminal aérea, Henry Pradilla, se pronunció ante el tema. Aseguró que las operaciones no tuvieron contratiempos, ni tampoco fue cerrado, como se comentó durante los últimos días.

A seis días de lo sucedido, Pradilla se pronunció ante los medios de comunicación indicando que, según los datos del Ideam (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales), el aguacero de cuatro horas elevó el agua a 178.2 mililitros mientras que los antes soportados estarían entre los 50 y 70 mililitros.

El alto volumen del líquido entonces, “inundó toda esa zona de Valledupar, toda el agua que cae sobre la calle 44 reposa en el aeropuerto Alfonso López y barrios como El Edén y ‘Nando’ Marín; en la estación se desbordó el límite de capacidad y uno de los canales internos provocó que el agua ingresara al aeropuerto”.

Dijo además que el último vuelo que se dirigía de Bogotá a Valledupar esa fecha -3 de octubre- se suspendió alrededor de las 10p.m. y posteriormente el ‘Alfonso López’ fue cerrado operativamente, por lo que las personas que se aprecian en el vídeo no habrían logrado salir por las fuertes lluvias.

“Al día  siguiente,a las 5:30 de la mañana, como es su horario habitualmente, se estaba atendiendo el público, el vuelo que no pudo llegar la noche anterior arribó a las 7:20 a.m. y unos 40 minutos después partió el primero desde la capital del Cesar a Bogotá”.

Pradilla aseguró que se cuenta con un aeropuerto preparado  para recibir vuelos nacionales y actualmente continuaría trabajando para su internacionalización: Valledupar – Aruba (Reino de los Países Bajos) sería el primer destino. Para él solo falta disposición e interés de las aerolíneas.

Entre tanto, también aclaró que como autoridad aeronáutica tienen competencia en el cumplimiento de la veeduría, que se mantenga el servicio, funcionalidad de la torre de control; pista aérea, cables de vuelo y el equipo de bomberos aeronáutico.  El edificio y áreas físicas es responsabilidad de la Concesión de Aeropuertos del Oriente.

¿MALOS DISEÑOS?

Las inundaciones despertaron el rechazo de la ciudadanía vallenata al justificar que una obra que recién recibió cerca de 28.000 millones de pesos no haya podido soportar – sin afectarse – una fuerte lluvia.  Incluso, algunos indicaron que se tratarían de malos diseños por parte del consorcio.

Frente a esta polémica Pradilla dijo: “El diseño del aeropuerto entregado en sus obras de concesión hace tres años  está preparado para recibir una lluvia de 100 mililitros, pero lo que no está preparado es para evitar que los canales de aguas lluvias se desplacen a ciertos puntos y lleguen al aeropuerto, no es competencia de nosotros”.