Diario del Cesar
Defiende la región

De 9.703 venezolanos apenas 1.776 están afiliados a la seguridad social

36

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

Como una de las tasas más bajas en todo el país y que resulta preocupante para los resultados de los programas que en materia migratoria desarrolla el gobierno colombiano, calificó Felipe Muñoz, gerente de Frontera con Venezuela, los registros sobre la afiliación de migrantes venezolanos al sistema de seguridad social.

Destacó que de acuerdo a los datos suministrados por Migración Colombia, en el municipio de Valledupar hay 9.703 ciudadanos venezolanos con Permiso Especial de Permanencia y solo 1.776 están afiliados a las EPS, lo que resulta un impacto negativo para el proceso de regulación que se está llevando a cabo en todo el territorio colombiano.

En el Cesar hay un total de 14.800 migrantes regularizados, pero su legalidad no se ve reflejada en su inscripción al sistema de salud subsidiado o contributivo. El total de población migrante en departamento es de 38.940, de cuales 28.000 están en la capital.

“Durante este año las políticas migratorias del Gobierno Nacional buscan disminuir la tasa de informalidad de los ciudadanos del vecino país, pero urge tocar los aspectos más delicados como la salud para garantizar bienestar y orden en nuestro territorio”, dijo.

Esta apreciación la realizó Muñoz durante la realización en Valledupar de la Mesa Técnica de Migración o Puesto de Mando Unificado con la participación de Víctor Bautista, director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza y Winston Martínez Acosta, secretario nacional de Migración Colombia. Además de representantes de ministerios, ICBF, Alcaldía de Valledupar, Gobernación del Cesar y organismos internacionales.

Jorge Juan Orozco, secretario de Salud Departamental, manifestó que el tema es preocupante en materia de salud. Se tiene una cifra de 38.940 migrantes regularizados, pero cuando se va al irregular la cifra se debe multiplicar por tres y sobrepasa los 100.000 ciudadanos de la hermana República.

“Un ejemplo claro se está presentando en el municipio de El Copey donde hay 24 venezolanos regulares, pero al visitar un colegio nos encontramos con 120 niños matriculados, y así es el comportamiento en todos los municipios del Cesar”. Dijo.

Orozco resaltó que se trata de un tema humanitario, pero si es necesario reorganizar más el aspecto de los cooperantes. “Ya tenemos directrices y la meta es focalizar al grupo de irregulares que no están en el sistema de subsidiados. La política consistirá en afiliar inmediatamente a todo paciente que ingrese al Hospital Rosario Pumarejo de López, por ser el centro de salud que atiende a esta población”.

De esta manera, se podrá descargar ese hueco financiero que está dejando la atención médica a venezolanos. Ya se están definiendo las estrategias para afiliarlos de la manera más rápida al régimen subsidiado siempre y cuando esté regularizado.

Con respecto a la población, que de manera ilegal está en el departamento,  se iniciarán campañas de información para que puedan acceder al sistema. Todos los niños, de padres venezolanos, que nazcan en este territorio son afiliados inmediatamente a las EPS que hacen presencia en el Cesar.