Diario del Cesar
Defiende la región

En el Cesar se detuvieron 1.600 procesos durante paro de Asonal

234

Las puertas del palacio de justicia de Valledupar permanecieron cerradas durante los días miércoles y jueves en cumplimiento con el paro nacional de 48 horas citado por la Asociación Nacional de Trabajadores del Sistema Judicial Colombiano.

El cese de actividades de la Rama Judicial que se desarrolló durante 48 horas en el departamento, mostró la grave crisis a la que se enfrenta esta parte del sistema judicial en el Cesar. Situación que fue confirmada por el presidente Elver Alberto Mendoza, presidente de Asonal Judicial seccional Cesar.

“Tenemos un balance a nivel nacional de unos 30.000 procesos que se paralizaron en el desarrollo de esta manifestación, pero a nivel Cesar estimamos que se suspendieron 1.600 audiencias entre el miércoles y el jueves, es decir, las 48 horas del paro, pero no solo es esto porque debido a la falta de personal  estas diligencias que quedaron programadas para el próximo año”, indicó.

La decisión de la Rama Judicial se dio por la falta de garantías hacia los funcionarios de esta rama del poder en Cesar. Unos de los principales puntos del paro son la sobrecarga laboral. Según las denuncias, hay fiscalías que tienen entre 500  y 1.000 procesos. Además, denuncian el hacinamiento en el que se encuentran los trabajadores de los juzgados a nivel departamento.

Estos datos fueron corroborados por Mendoza, quien señala que en el Cesar solo hay 54 fiscales y 90 jueces que tienen a cargo 16 municipios de todo el departamento. “Tenemos a nivel nacional establecido que por cada 100.000 habitantes deben tenerse 62 jueces y un promedio significativo de fiscales pero en este sector del país no contamos con el personal para atender los procesos. Un ejemplo de esto es que los jueces del Chiriguaná ya tienen agenda hasta abril del 2020”, manifestó.

Se calcula que más de mil funcionarios suspendieron sus actividades en todo el Cesar. “Estamos rechazando y haciéndonos valer nuestros derechos para que la rama salga de esta crisis”, concluyó el fiscal.

De acuerdo con Mendoza, han solicitado al Gobierno que escuchen sus reclamos antes de que se defina el presupuesto nacional 2020 en octubre. “Solicitamos más atención a la justicia y que se le inyecte el capital indicado, esto no significa que sea solo a la Fiscalía General de la Nación sino a la Rama Judicial, como en este caso a los juzgados que debe manejar un presupuestos autónomo directo, no que venga del Ministerio Público. Este sector debe manejar su presupuesto así como la Fiscalía que es autónomo en la parte administrativa y con esto también señalamos que falta policía judicial, faltan jueces, fiscales y personal capacitado para el desarrollo de las actividades de la rama”, estipuló.