Diario del Cesar
Defiende la región

Inseguridad ‘atrincheró’ a Orlando Liñán, Soldado 1.0

296

Orlando Liñán el vocalista de música vallenata que personificó a Diomedes Díaz, en la exitosa novela sobre su vida que hoy se rueda en varios países del mundo, vivió su peor capítulo, no como actor, sino en la vida real, sin cámaras ni libretos, un asaltante lo abordó al interior de su camioneta y le aplicó su propia frase popular: “sí se respeta, entregue todo”.

No hubo tiempo de ensayos ni fanfarrias, en un santiamén sujetos motorizados lo abordaron y le abrieron la puerta de su carro, lo encañonaron y lo despojaron de dinero y otras pertenencias.

De nada le valieron las estrategias aprendidas en el reality  que se ganó como el primer Soldado 1.0 de Colombia, el asalto de esta oportunidad lo cogió con la guardia abajo y sin ninguna trinchera. Tampoco pudo sonar su ‘Timbre Original, aquí quien cantó fue el ladrón pidiendo que le entregaran todo lo ganado con la ‘fiesta, fiesta, fiesta’  como se titula su reciente sencillo.

Quien sí parece tener el ‘cristo de espaldas’ es su guacharaquero Deimer Toncel, quien lo acompañaba en el infortunado momento, pues resulta que, este compañero de grupo ya había sido atracado hace uno días, hecho en el que resultó herido en una muñeca lo que lo mantiene incapacitado para el ejercicio de la ejecución de su instrumento.

El colmo de la fatalidad, es que Orlando Liñán, con buen ejemplo de patrón, llegó a visitar a su compañero en el barrio Divino Niño de Valledupar, resolvió darle una vuelta por la ciudad para distraerlo un poco en esta etapa de recuperación, y de paso le llevó la plata que le corresponde por los bailes ejecutados.

Todo este buen propósito lo truncó una banda de motociclista que abordó el carro en el que se desplazaban y con armas de fuego les quitaron sus pertenencias y el dinero que le llevaban al percusionista, a quien le quitaron también otro celular que había adquirido.

Afortunadamente no los agredieron físicamente, pero la inconformidad es latente pues consideran ellos que los artistas son figuras culturales de las comunidades y no merecen este tipo de percances como tampoco debe pasar con el resto de los habitantes de la ciudad.  El Artista publicó seguidamente un video que difundió por redes sociales evidenciando el estado de vulnerabilidad en que se encuentran los vallenatos.