Diario del Cesar
Defiende la región

´Choque´ entre la Supersalud y Medimás por servicio médico

208

La controversia entre la Superintendencia Nacional de Salud y Medimás se generó tras la emisión de la Resolución 0158 de 2019, a través de la cual la entidad ordenó el inicio de una actuación administrativa de revocatoria parcial de funcionamiento a la EPS más grande del país en los departamentos de Chocó, Sucre y Cesar, donde tiene 60 mil afiliados.

Frente a la decisión de su delegado para la Supervisión Institucional, José Oswaldo Bonilla, el superintendente nacional de Salud, Fabio Aristizábal, manifestó que esta medida no solo aplica para Medimás sino para cualquier entidad de salud que presente deficiencias. Por ello advirtió que, de ser necesario, habrá revocatorias parciales o totales a otras EPS, con el objetivo de corregir las falencias.

Al respecto, indicó que se hará un estudio con anterioridad para determinar las empresas que cuentan con un sistema de prestación del servicio suficiente, a las que se trasladaran los usuarios.

“Si fuese necesario llamar EPS de otras regiones para que lleguen a determinadas zonas y presten el servicio, lo haremos sin ningún inconveniente. Estamos adoptando medidas en todo el país, como por ejemplo en los departamentos de Chocó, Sucre y Cesar, aunque no puedo dar mayores detalles ni cifras de afectados porque se pueden caer algunas resoluciones”, sostuvo el funcionario.

Sin embargo, el presidente de Medimás, Néstor Orlando Arenas, aseguró que “la operación de Medimás está garantizada”.

“Estamos haciendo uso de la defensa y la contradicción, en virtud de que tenemos los argumentos expuestos para cada una de las regionales donde a pesar de las inconformidades que aún persisten, si se nota claramente un ejercicio de mejoría en el servicio y está documentado la evolución en la red de prestador de servicios”, agregó.

Medimás, a través de un comunicado, agregó que “esta decisión corresponde al inicio de un trámite previo dado por el Superintendente Delegado para la Supervisión Institucional, el cual debe surtir el debido proceso ante el Superintendente Nacional de Salud, que se convierte en la única autoridad competente para definir la situación”.

La misiva indicó, además, que la EPS seguirá garantizando la prestación del servicio y el derecho a la salud de sus afiliados en Chocó, Cesar y Sucre, “hasta tanto no esté en firme la decisión del ente de control”.