Diario del Cesar
Defiende la región

La disputa de dos gobernadores por el poder político y económico

240

Jaime Arias se declaró como el único cabildo gobernador Kankuamo y no le dio ninguna importancia legal al nuevo movimiento creado para tener capacidad de tomar decisiones entre  los pueblos  de la Sierra Nevada.

Por
ARNOL MURILLO RINCÓN

La guerra de poder que se vive al interior del pueblo kankuamo vivió un nuevo capítulo en el día de ayer.  El cabildo Gobernador de esta comunidad, Jaime Arias, se declaró como la única persona designada y con autonomía para cumplir con dicha función

Las declaraciones de Arias, con 23 años en el poder, se dieron luego de la proclamación de Lot Villazón como el nuevo Gobernador del pueblo Chiskuinya, que agrupa a Atánquez como capital, Ramalito, La Mina y Río Seco.

Arias, acompañado por las comunidades arhuacas, koguis, wiwas y toda la estructura del Gobierno propio del pueblo kamkuamo en cabeza del cabildo mayory del consejo general de mayores, aseguró que “son acciones desestabilizadoras en contra del proceso organizativo, del gobierno propio de nuestro pueblo”.

De acuerdo con el Cabildo Gobernador, el grupo opositor ha venido mintiendo para quedarse con el poder; “es normal que dentro de todo proceso político u organizativo, no todo el mundo esté de acuerdo con la gestión de los gobernantes, la preocupación aquí es que los hermanos que han expresado esta inconformidad se han cerrado al diálogo y se han dedicado a expresar una serie de injurias, calumnias, de falsas denuncias que están poniendo en riesgo a la comunidad, por esa razón las comunidades que integran el resguardo se han reunido y están apoyando el pronunciamiento que hacemos hoy.  Tenemos más de dos mil firmas recolectadas y la legitimidad de los principios culturales, de la ley de origen en cuanto se refiere a la decisión de nombrar las autoridades de los pueblos de la sierra a través de la consulta tradicional”.

El escándalo estalló hace algunos días cuando le fue ampliado el periodo de Arias por dos años más, para completar 25 años en el cargo más importante de la zona, lo que motivó a crear un nuevo movimiento que también pretende capacidad de decisión y margen de maniobra entre los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Arias definió estas nuevas agrupaciones, en especial la administración de Lot Villazón, como “ilegal e ilegítima porque él se ha autoproclamado cabildo gobernador, sin cumplir con los procedimientos designados para ello, el órgano competente para tomar esta decisión es el congreso del pueblo kankuamo que se reúne cada cuatro año, también está la asamblea general y cada comunidad elige sus delegados para que ejerzan su vocería oficial”.

Esto indudablemente acabará con la desintegración de la etnia y el riesgo de perder su idiosincrasia; “Él (Lot) dice que me deba un pedazo del resguardo, un resguardo no se puede desintegrar de esa manera, se tiene que hacer un estudio socioeconómico, la Constitución Colombiana le da un carácter de protección especial a los resguardos y hoy el único representante legal soy yo”, dice Arias.

$10.000 POR AÑO

Son muchos los intereses que llevan a la puja por quedarse con el poder del pueblo kankuamo.

Arias, con 23 años como Gobernador, ha generado resistencia entre muchos sectores y ha propiciado que Lot Villazón lidere un movimiento con mucha fuerza.

Lo concreto es que Arias maneja recursos por el orden de los $10.000 millones por vigencia.

“No es una cifra estándar por año, fijos son $1.000 millones por el Sistema de Participación Ciudadana, más lo que podamos gestionar”, dice Arias.

En ese orden ideas, también reciben recursos por concepto de educación, salud, entre otros proyectos que le son aprobados desde el orden nacional.

LA OPOSICIÓN CON FUERZA

Lot Villazón no desconoce a Arias como Gobernador, aunque no de todo el pueblo kankuamo.

“Como cabildo gobernador de la parcialidad de Chiskuinya nos vamos a entrevistar con los gobernadores de los pueblos wiwa, koguis y arhuacos, igualmente con Jaime Arias, porque también es un gobernador del sector que quedó en el territorio kankuamo, necesitamos sacar la Sierra Nevada de Santa Marta adelante, debemos apostarle a lo que realmente debe ser la sierra”, dijo.

Villazón solicitó su posesión ante la Alcaldía de Valledupar, pero allí le dijeron que deben consultar al Ministerio del Interior para proceder a darle posesión.