Diario del Cesar
Defiende la región

Procuraduría citó a  juicio disciplinario capitán de la Policía

284

El capitán de la policía Eduardo Andrés Merchán Prieto fue dejado en libertad por decisión de la justicia, tras ser acusado como autor del delito de acceso carnal violento, al que no se allanó.

La Procuraduría General de la Nación citó a juicio disciplinario al capitán de la Policía Eduardo Andrés Merchán Prieto, dentro de la investigación que adelanta por el presunto acceso carnal violento que le habría realizado a Kelly Johana Sierra, teniente de la misma institución. Los hechos se registraron el 24 de noviembre de 2018 en el Comando de la Policía del Cesar.

 

Tras aplicar el poder preferente el pasado 26 de diciembre y ordenar a la Policía el envío de las actuaciones adelantadas hasta ese momento, el Ministerio Público ordenó la práctica de pruebas y la recolección de testimonios y declaraciones sobre las que se fundamenta la citación a juicio verbal disciplinario.

Para ello se realizó una visita especial al casino de oficiales del comando en Valledupar, a fin de establecer una relación de los capitanes que participaron en la despedida de fin de año del 23 y 24 de noviembre; la asignación y ubicación de las habitaciones de estos oficiales, y recolectar copias de las cámaras de seguridad y de las minutas de órdenes de servicios del comando desde el 22 hasta el 26 de noviembre de 2018, entre otras pruebas.

La audiencia se llevará a cabo el próximo 6 de febrero, en la sede del Ministerio Público, en Bogotá, a partir de las 8:30 a. m.

En el proceso también figuran las copias del expediente que adelanta la Fiscalía General de la Nación contra el capitán Merchán Prieto a quien un juez dejó en libertad, pese a la oposición de la Procuraduría que considera que la conducta cometida por el oficial obligaba a su reclusión en un centro carcelario por elpeligro que representa para la víctima, teniendo en cuenta “el grado de autoridad que ostenta”.

Así mismo, esta entidad sostuvo que otras tres razones justifican por qué el capitán Merchán Prieto debió ser encarcelado: que en el momento del ataque, la presunta víctima estaba indefensa y además, recuperándose de una operación de rodilla; porque la agresión fue certificada por Medicina Legal que la incapacitó por 15 días y recomendó valoración por sicología forense, y porque la víctima tuvo que hacer pública la denuncia en su afán para que la justicia actuara.

Ante este hecho, DIARIO DEL CESAR dialogó con la teniente Kelly Sierra, quien aseguró que “es una buena señal que el aparato disciplinario se esté moviendo”.

Agregó que la intervención de la Procuraduría General de la Nación es una buena señal para que el caso se defina rápido, “al menos en la parte disciplinaria, aún falta la penal que es muy importante”.

“Solicito que judicialmente el caso sea trasladado a Bogotá, para que las garantías procesales sean realmente adoptadas”, agregó.

Vale recordar que Sierra denunció que en una fiesta de despedida, en Valledupar, el capitán Eduardo Merchán habría aprovechado la situación para abusar sexualmente de Sierra.  Esto ocurrió a finales de noviembre del año pasado y a los pocos días se puso en la Fiscalía.

EL CASO

Según la denuncia que dio paso a la investigación que adelanta la Fiscalía 13 Seccional CAIVAS de Valledupar, la intendente fue abusada sexualmente por elcapitán en uno de los alojamientos del comando de la Policía del Cesar, luego de haber estado departiendo en la piscina del casino ubicado en esas mismas instalaciones.

“A eso del mediodía (del 24 de noviembre), mi capitán de manera abusiva coge mi celular, que estaba sobre la mesa, y se dirige a su habitación. Yo salí detrás de él para pedirle mi teléfono pero cuando entré al cuarto, me cogió de la mano y me tiró a una de las camas. Luego en contra de mi voluntad, me corre elvestido de baño y logra penetrarme en la vagina, por lo que empecé a forcejear y a golpearlo, y logré soltarme. Grité pero nadie me escuchó debido a que la habitación estaba retirada de la piscina”, manifestó la presunta víctima en su querella.

Asegura también que apenas ocurrió todo, puso el caso en conocimiento de otros dos superiores policiales, que trataron de persuadirla de no instaurar la denuncia advirtiéndole de que una denuncia de tal envergadura traería mala imagen a la institución.

Tras las audiencias concentradas celebradas el pasado 28 de diciembre, el capitán fue dejado en libertad por decisión del Juez Segundo Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías, Fabián Enrique Pumarejo, aunque le impuso ciertas prohibiciones a fin de que no incurra en las condiciones que supuestamente habrían gestado el escandaloso hecho, entre ellas, asistir a fiestas laborales e ingerir bebidas alcohólicas.