Diario del Cesar
Defiende la región

´Coomeva nos abandonó´

251

Pacientes y afiliados a la EPS Coomeva, denunciaron que por “incumplimiento de pagos” de la entidad a la IPS Solidaridad en Valledupar ésta suspendió el servicio de atención hospitalaria en casa, “dejando desamparadas a personas con patologías graves”, comentó Martín Pacheco, uno de los usuarios afectado con esta problemática.  Reveló que su madre, Aída Rosa Arenas, de 73 años, diagnosticada con fracturas de cadera, cuadro compulsivo, alzheimer, problemas de tiroides e hipertensión, puede presentar complicaciones de salud, por no tener la atención requerida por parte de las enfermeras asignadas para su cuidado.

Pacheco, aseguró que la suspensión se dio directamente “a las enfermeras asignadas a los domicilios”, a través de un comunicado el pasado 30 de enero a las 7:00 de la noche por parte de la IPS, ordenándose hicieran el “desalojo de las casas”, dijo Pacheco.

Martín Pacheco, fue uno de los usuarios que dio a conocer las quejas a DIARIO DEL CESAR, sobre el incumplimiento de pagos de la EPS Coomeva a la IPS Solidaridad en Valledupar, hecho que produjo que el instituto suspendiera el servicio de atención domiciliaria a los pacientes, “dejando desamparadas a personas con patologías graves”, comentó.

 

Luis Barrios también dio a conocer su caso a DIARIO DEL CESAR, su hijo de 22 años, diagnosticado con distrofia muscular necesita asistencia médica durante 12 horas al día, realizándole terapias “físicas, ocupacionales y de lenguaje; si se las dejan de hacer, se complica”, manifestó su padre.

 

“Cada mes es una zozobra porque no estamos seguros si el servicio seguirá (medicina en casa); mi madre necesita terapias físicas y de fonoaudiología, como también las respiratorias”, comentó Saúl Palomino, hijo de Josefina Toloza, de 90 años, una de las pacientes afectadas.

Por parte de un funcionario de la IPS Solidaridad en Valledupar, DIARIO DEL CESAR conoció que el instituto se reunirá con la EPS para encontrar una pronta solución.

 

MÁS QUEJAS

Josefina Toloza, de 90 años, es otra de las pacientes afectadas por el no pago de Coomeva a la IPS Solidaridad, quienes adeudan según versiones, los meses de diciembre y enero.  La suspensión del servicio hospitalario en su caso, se realizó el 18 de enero, dice su hijo, Saúl Palomino, y debido a esto, no continúo recibiendo  las terapias respiratorias; este hecho, le ocasionó “una crisis respiratoria, llenándole los pulmones de líquido”.  Esta situación mantienen a la señora Josefina Toloza en la Unidad de Cuidaos Intensivo de un centro de salud de Valledupar.

“Cada mes es una zozobra porque no estamos seguros si el servicio seguirá; mi madre necesita terapias físicas y de fonoaudiología, como también las respiratorias” para su tratamiento, indicó Saúl.  Así mismo, manifestó que una vez mes al mes recibe tratamiento de medicina general; y cada tres meses la revisión especialista y nutricionista.

Otro de los afectados es un joven vallenato, de 22 años, a quien sus papás prefieren reservar su identidad.   El paciente padece de distrofia muscular y por tal motivo, debe tener la asistencia médica durante 12 horas al día, realizándole terapias “físicas, ocupacionales y de lenguaje; si se las dejan de hacer, se complica”, manifestó su padre, Luis Barrios.

Hace unos cinco años, el paciente comenzó a recibir la atención médica domiciliaria, pero “desde el 30 de enero se suspendieron los servicios de enfermería porque según nos dice el gerente de la IPS, Diego Cárdena, Coomeva les debe los meses de diciembre y enero”.

PARTES INVOLUCRADAS

DIARIO DEL CESAR  insistió en comunicarse con el gerente de la EPS Coomeva en Valledupar, así como con el encargado de la IPS Solidaridad, pero no fue posible el contacto.  Según conoció este medio por parte de funcionarios del Instituto Prestador de Salud, las partes se reunirán “en las instalaciones de Solidaridad (IPS), y ahí buscarán una solución que nos estarán informando”.  Hasta el cierre de esta edición, no se conoció ningún acuerdo.

POR: EDUARDO MOSCOTE SIERRA