Diario del Cesar
Defiende la región

Valledupar se unió al Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

397

Conmemoración del día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas en Valledupar./STIVEN MENESES.

POR:
KAREN LILIANA PÉREZ

Unas sillas vacías, con las fotografías de las víctimas de desaparición forzada, fue el acto simbólico que se realizó ayer, para conmemorar el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas en Valledupar. El acto estuvo a cargo de la Unidad para las Víctimas, y contó con el apoyo de la Jurisdicción Especial para la Paz y la Comisión de la Verdad.

Los familiares de las víctimas se congregaron en la Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez para hacer visible la tragedia de miles de familias que esperan verdad, justicia y reparación y viven en una búsqueda incansable por encontrar a sus seres queridos.

De cara a las fotografías, que simbolizan la ausencia de sus familiares, el director territorial Cesar-La Guajira de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, Víctor Hugo Mosquera, manifestó que, “así como estas sillas, en nuestro país hay miles de sillas esperando a cada uno de sus familiares, a cada uno de las personas que hoy extrañamos de manera tan entrañables, por eso hoy las víctimas de este hecho tan horrendo hacen un grito para decir que los seguimos esperando, que todavía queremos saber de ellos y que aún nos hacen falta; y le pedimos a los causantes de tan horrendo crimen que cesen y que nos devuelvan en algo ese pedazo de vida que nos arrebataron a nuestras víctimas de la desaparición”.

En el Cesar, se estima que al menos 1.600 personas padecieron directamente este hecho victimizante. “Y quizás el más doloroso porque entiendo que a ustedes no les han permitido tener el duelo que requiere la pérdida del ser querido”, sostuvo Mosquera.

“NUNCA HAY UNA VERDAD COMPLETA”

En medio de las lágrimas, los seres queridos de las víctimas, se dedican incansablemente sus esfuerzos diarios en la búsqueda de respuestas frente al ocultamiento, el desconocimiento de la privación de libertad o la falta de información sobre la suerte o paradero de la víctima de este flagelo por parte de cualquiera de los actores que participaron en el conflicto armado.

“Para nosotros que sufrimos este hecho es lamentable y muy cruel porque nunca hay una verdad completa, puesto que no viste un cuerpo, es decir, es un dolor que permanece en el tiempo”, dijo Mara Elena Nieto Álvarez, víctima de este flagelo.

Agregó que, “mi hermano fue desaparecido el 22 de mayo de 2003. Élvendía tinto aquí en Valledupar, luego que desapareció iniciamos una búsqueda intensa, y cinco años después recibimos una noticia que al parecer estaba en el Meta, desde ese momento ha sido un momento de lucha, de desespero, de buscar verdades, de tener claridad en el Meta supuestamente aparecía como jefe paramilitar de esa zona, un hombre que no había salido de esta ciudad, que vendía tinto y apurado terminó cuarto de primaria”.

CASOS DE DESAPARICIONES FORZADAS

Por su parte, el director de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, Jhon Rodríguez, resaltó la importancia de la participación de las víctimas en las audiencias para el esclarecimiento de la verdad. Y añadió que, la JEP de los siete casos que hay procesados a nivel nacional, cuatro de ellos, tienen incidencia en el territorio.

“El primero que tiene que ver con secuestro o retención ilegal de personas, de los cuales se están realizando jornadas de acreditación para que las víctimas que realizaron denuncias o realizaron procesos en justicia ordinaria, víctimas de secuestro o posteriormente desaparición forzada puedan acreditarse, puedan aportar pruebas, asistir a las audiencias públicas y sobretodo tener presentes las exceptivas que hay en materia reparación en el escenario judicial de la JEP”, aseveró Rodríguez.

El segundo caso corresponde con los falsos positivos, “también reconocemos que con los falsos positivos hubo muchas personas que estuvieron por mucho tiempo desaparecidos, este es un escenario que también la jurisdicción ha abierto para esclarecer la verdad plena con contenido judicial. Un escenario donde se investigue, se juzgue y se sancione a los máximos responsables de estos hechos victimizantes”.

Finalmente, el director de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, Jhon Rodríguez, acotó que le siguen, la desaparición forzada a miembros de la Unión Patriótica y, por último el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes en la guerra. “Hoy estos familiares demandan justicia y es darle ese reconocimiento de la justicia como un derecho”.