Diario del Cesar
Defiende la región

Por visa a migrantes venezolanos en Ecuador, Cancillería activó contingencia

134

Luego de que Ecuador anunciara que empezará a exigir visa humanitaria a los migrantes venezolanos, el canciller Carlos Holmes Trujillo, anunció un plan de contingencia para atender el posible aumento del paso de esta población por el puente de Rumichaca, ubicado entre la frontera colombo-ecuatoriana.

“En los últimos días se evidenció un incremento del 30 % en los flujos migratorios en esta zona, por lo que el plan de contingencia, que es interinstitucional, incluye desde el sector de relaciones exteriores el aumento del número de oficiales de migración y de ventanillas de atención en este paso fronterizo. Tan solo durante este fin de semana Migración Colombia atendió en Rumichaca más de 11 mil venezolanos”, aseguró el canciller.

Adicionalmente, se recolectarán y distribuirán  víveres y elementos básicos para la atención de los migrantes;  se hará especial énfasis en la atención  a menores de edad en el paso fronterizo;  también habrá acompañamiento de la Alcaldía de Ipiales, la UNGRD, el Icbf, la Policía, Migración Colombia y demás entidades competentes.

Según Trujillo, para  el gobierno del presidente Iván Duque es fundamental continuar, mediante el Proceso de Quito, en la búsqueda de armonización de acciones en materia migratoria para la población venezolana que ha huido de su país debido a la grave crisis humanitaria, política, económica y social que vive Venezuela por el régimen de Nicolás Maduro.

Adicionalmente, el canciller aseguró que cada Estado es libre y soberano de decidir qué medidas tomar para enfrentar el flujo migratorio proveniente de Venezuela. Sin embargo, agregó que  desde la perspectiva de Colombia la exigencia de documentos o visas no evitará que los migrantes venezolanos sigan saliendo de su país para sobrevivir, sino que tendrá como consecuencia un aumento de la migración irregular.

“El paso de los migrantes por lugares no autorizados, o por las llamadas trochas, estimula la delincuencia y la trata de personas, poniendo en riesgo su integridad. Además, impide que los Estados identifiquen debidamente a la población que ingresa a su país, generando también que no se sepa con certeza la cifra de migrantes que se quedan para, de esta forma, poder implementar las políticas necesarias y adecuadas para la atención de esta población”, dijo Trujillo.

Par el Gobierno colombiano solo cesará con la caída del gobierno de Nicolás Maduro, a quien no reconoce como presidente de ese país.

BOGOTÁ (Colprensa)