Diario del Cesar
Defiende la región

En medio de una riña fue asesinado a puñal

236

Carlos Yair Pedroza Gámez, de 25 años, fue asesinado a puñal en la madrugada de este domingo en medio de una riña, en hechos ocurridos sobre la carrera cuarta, a la altura del barrio Candelaria Sur.

La intolerancia acabó con la vida de un joven de 25 años en la madrugada de este domingo, quien resultó con una mortal herida a puñal en el pecho, en medio de una riña ocurrida en el barrio Candelaria Sur, de esta capital.

La víctima del hecho fue identificada por las autoridades como Carlos Yair Pedroza Gámez, quien fue atacado con un arma corto punzante a la altura del tercio medio de la región infra clavicular derecha, por una mujer de 30 años, cuando se formó una pelea sobre la calle 25A con carrera 4A del mencionado sector.

Según lo indicado por su hermana mayor, Ana Iris Pedroza, el departía con algunos conocidos en esa zona y de repente, al calor de los tragos, se formó un altercado entre varias personas y en su afán de evitar que agredieran a uno de los suyos, terminó agredido por la fémina, quien fue capturada por miembros de la Policía Nacional en condiciones de flagrancia.

“Fue una riña callejera en la que él se metió. En esos momentos en los que hay alcohol de por medio, muchos no saben cómo reaccionar al ver como un conocido tiene un problema y él se metió a evitar que la cosa pasara a mayores y lo apuñalaron fue a él. Me entere porque me llamó mi hermana a decirme que mi hermano estaba bebiendo y que hubo una riña. Lastimosamente falleció y aquí estamos bastante dolidos por su muerte porque era un muchacho sano, que nunca tuvo antecedentes de nada”, dijo su pariente.

De inmediato, quienes lo acompañaban lo trasladaron como pudieron hasta la Clínica Santa Isabel de esta ciudad pero al llegar, los médicos les informaron que el joven ya no tenía signos vitales.

Entre tanto, uniformados del cuadrante de la Policía de Valledupar que fueron alertados de la riña y de las agresiones que allí estaban por registrarse, llegaron al sitio y detuvieron a Mayra Alejandra Ospino Vanegas, quien al cierre de esta edición iba a ser presentada ante un juez local con funciones de control de garantías de esta ciudad en audiencias concentradas, en las que la Fiscalía le formulará cargos como presunta autora del delito de homicidio.

Una vez se confirmó la muerte del joven, funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, se aproximaron al centro asistencial para realizar la inspección técnica al cadáver que posteriormente fue llevado a la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar, para que allí le practicaran la necropsia de rigor.

¿Quién era la víctima?

A las afueras de ese lugar era esperado por sus familiares, quienes pidieron justicia a las autoridades y recordaron que Carlos Yair era una persona sencilla, trabajadora y pacífica.

“Él siempre evitaba los problemas. Nos duele mucho que haya fallecido en estas circunstancias, en un hecho violento, porque en realidad somos una familia que nunca hemos tenido problemas con nadie como para que lo mataran de esa manera, pero son cosas que pasan y suceden en la vida. Era un gran hermano, muy juicioso y trabajador. Era el último de nosotros. La verdad es que nunca hemos tenido altercados con nadie porque siempre hemos sido una familia de bien, muy unida, y nos sorprende que mi hermano haya muerto por tratar de evitar problemas que no le competían a él”, dijo Ana Iris.

Sobre el hoy occiso se conoció que vivía en el barrio Los Cocos, al sur de esta ciudad, era padre de un menor de cuatro años, y tenía embarazada a su actual pareja. Con su muerte, asciende a 58 el número de personas asesinadas en Valledupar en lo corrido de este año.

Hay otro implicado

Cabe anotar que en la mañana de ayer, José Luis Vanegas Contreras, pariente de la mencionada fémina, se presentó voluntariamente ante los investigadores del CTI en la URI de la Fiscalía, para responder ante las autoridades por su presunta participación en el episodio de violencia que le costó la vida a Carlos Yair Pedroza. Por ello fue sometido a un interrogatorio y posteriormente será presentado ante un juez local.

De otro lado, se conoció que Mayra Alejandra Ospino salió hace un mes de prisión, donde había estado privada de la libertad por su presunta comisión en el delito de hurto calificado.

“La riña la inician dos mujeres, una de ellas es la que está capturada. Al parecer, la riña la inician ambas por celos, porque esta última anteriormente había sostenido una relación con el hoy fallecido. En la riña intervienen el occiso y el hermano de la detenida, y fue entonces cuando entre la mujer y su pariente, presuntamente, le causan la muerte al joven”, dijo una fuente judicial a este medio de comunicación.