Diario del Cesar
Defiende la región

Giovanny Urshela, el ‘Yankee’ colombiano

165

En Colombia se conocen poco los detalles del béisbol y luego de la moda que generó Édgar Rentería, la magia fue menguando porque no volvió a surgir una gran figura nacional que se destacara en las Grandes Ligas, pero ahora, un novato cartagenero empieza a conquistar a los colombianos.

El bolivarense Giovanny Urshela Salcedo, en su cuarta temporada en la Major League Baseball (MLB), la primera con la franquicia más ganadora de la historia en las Grandes Ligas, los Yankees de Nueva York, vive un momento único, con promedios individuales que van más allá de lo que cualquier colombiano ha tenido, incluso delante de Édgar Rentería.

El bateo del colombiano en el último mes es de .436, el mejor de las Grandes Ligas, y el de la temporada va en .336, una cifra que no se entiende mucho, pero que para asimilarla un poco, hay que mirar al mejor de la temporada 2018, que fue el estadounidense Mookie Betts con .346, mientras que el mejor año de Édgar Rentería lo terminó con .332.

Con 27 años de edad, Giovanny se ha ganado a pulso un lugar en la titular como tercera base de los Yankees, su tercer equipo de las Grandes Ligas, luego de dos temporadas en los Indios de Cleveland y una en los Blue Jays de Toronto, de donde dio el salto de calidad al equipo del Bronx en Nueva York.

No llegó de titular, se fue ganando su posición, en una lucha que demuestra lo que ha sido su vida, desde que creció, desde que se formó en los estadios Club de Leones y Mono Judas Araújo en Cartagena, la ciudad que lo vio crecer en el barrio Paseo Bolívar para ser hoy el tercera base y líder de bateo de los Yankees.

Sus padres Álvaro y Uldy, y su hermano Jonathan, fueron las personas claves en su crecimiento y desarrollo como deportista.

Con cinco años de edad acompañaba a su hermano a jugar, lo veía y se entusiasmaba, no veía la hora de estar en una cancha, con un uniforme, siempre lo quiso rayado, como el de los Yankees, era el sueño, el anhelo del niño que a los nueve años se vistió oficialmente para representar a la escuela de Comfenalco.

Su primera salida internacional fue a Panamá, a un torneo de Pequeñas Ligas en el 2004, para emprender el camino internacional, con el apoyo del tío de Julio Teherán, otro pelotero colombiano de Grandes Ligas. Miguel Teherán lo convocaba hasta en fechas especiales para probar el sacrificio de Gio y lo convenció al ver que asistía hasta en Navidad y Año Nuevo.

Esa dedicación y disciplina, sumado al talento con el guante y el bate, lo llevaron, con 14 años de edad, a ser visto por el equipo de los sueños, los Yankees de Nueva York, pero no lo pudieron fichar porque el reglamento de las Grandes Ligas solo permite mayores de 16 años.

Esos dos años fueron inciertos, porque Gio sufrió una grave lesión de rodilla que lo hizo perder del panorama, era un niño con talento que parecía esfumarse como muchos, sin embargo, la determinación del cartagenero lo llevó a tener su primer acercamiento con los Indios de Cleveland, franquicia que lo llevó para debutar en el 2015.

Fueron 11 años de formación en Cleveland, con dos temporadas oficiales, 2015 y 2017, para dar el paso a los Blue Jays de Toronto, en Canadá, donde jugó el 2018, con números que lo volvieron a tener en el espectro de los Yankees para este 2019, en una relación que nació en 2004 y concretó en 2019.

Urshela llegó para pelear por un lugar y contó con la lesión del dominicano Rafael Devers, pero tuvo que ganarse la posición frente a otros para cortos, a quienes más allá del aporte defensivo, les ganó el mano a mano por su aporte ofensivo, pues además del impecable promedio acabó con el récord de jonrones para un colombiano en la MLB. Ya suma 18 y dejó atrás la marca de 17 de Orlando Cabrera, en una temporada.

Y con los Yankees sueña en grande, porque el equipo del Bronx lidera la Liga Americana y ya casi tiene un lugar asegurado en la postemporada, para dar la pelea por la Serie Mundial, pues no se coronan campeones de la Liga, ni de la Serie, desde el 2009. Son 10 años de sequía que con Urshela como figura los Yankees esperan acabar y así regresar a Colombia la moda del béisbol que algún día tuvo con el barranquillero Édgar Rentería.