Diario del Cesar
Defiende la región

 ‘Frontera Verde’: una serie de mujeres

328

Desde el pasado viernes los suscriptores de Netflix han podido ver los ocho capítulos que hacen parte de ‘Frontera Verde’, la serie que esta plataforma de producción audiovisual por Internet realizó en el corazón de la amazonía colombiana.

Como es habitual, a través de redes sociales han aparecido personas que la vieron y la amaron, mientras que otros, la sintieron aburrida y definitivamente no continuaron viéndola hasta el final.

Para los primeros, ‘Frontera Verde’ presenta una visión de la selva y sus diferentes actores en la actualidad, desde el misticismo indígena, hasta las mafias organizadas que sencillamente están acabando con el pulmón del mundo, como se le conoce al Amazonas.

Sin duda, uno de los puntos más destacados es la participación protagónica en los principales aspectos de esta historia.

“Esta es una serie de mujeres, y de mujeres poderosas. Pero no sólo por los personajes que estamos interpretando; también detrás de cámaras había todo un equipo de producción donde el trabajo y la visión de la mujer fue fundamental, desde la misma dirección de Laura Mora, una de las tres directoras de Frontera Verde. Desde ‘La Selva’, comienza la fuerte presencia femenina en esta producción”, comentó Juana del Río, quien interpreta a Helena, una detective que llega desde Bogotá con la misión oficial de aclarar un espantoso feminicidio, pero a la vez, reencontrarse con su propio legado cultural y familiar.

“Es un personaje muy contenido, muy cargado, que llega al Amazonas supuestamente para resolver esos asesinatos, pero en realidad es la selva la que la llamaba, reclamaba su presencia. Fue un personaje delicioso de hacer, con un universo amplio y poderoso”, continuó la actriz.

En medio de las investigaciones de Helena sobre los asesinatos y su encuentro con esa forma de sociedad desconocida que se mueve dentro del corazón del Amazonas, los televidentes se van encontrando con otra historia en el interior de una de las comunidades indígenas que habitan allí, con todo su misticismo y sus creencias en torno a la su relación con la naturaleza.

Se trata del personaje de Ushe, interpretado por Ángela Cano. “Es una indígena que estaba siendo esclavizada por los caucheros y la ayudan a escapar, para iniciar un camino de conocimiento de la naturaleza y la relación mística. Ushe es el tono sobrenatural de la serie”.

Para ellas no existía motivo alguno para decirles no a sus personajes en ‘Frontera Verde’. “Los actores solemos decir mucho que nuestros proyectos son oportunidades únicas, pero este, en realidad si era una oportunidad única, porque no siempre tienes la opción de contar una historia de la selva rodada en la selva, con estos elementos y con tres directores de lo mejor que hay en el país en la actualidad”, comentó Juana del Río.

A esto, afirmó Ángela Cano, “La misma plataforma de Netflix lo hacía demasiado atractivo como para rechazar una oportunidad así”.

Dos jóvenes actrices que asumieron el reto de encarnar personajes difíciles en un entorno siempre complicado para la producción audiovisual, pero que vieron en ‘Frontera verde’ el vehículo ideal para llevar su naciente carrera actoral a otro nivel.