Diario del Cesar
Defiende la región

El Ballet Nacional de Colombia se toma a China

204

La riqueza de la cultura colombiana estará presente del 18 al 30 de agosto en China, por cuenta del Ballet Nacional de Colombia. En la gira recorrerán ciudades como Huhehaote, Urad, Bayannur y Beijing, para mostrar lo mejor de nuestro folclor.

Entre currulaos, sanjuaneros, joropos, cumbias y mapalés, los bailarines mostrarán lo mejor de su talento bajo la dirección de Rodrigo Obregón Osorio, hijo de Sonia Osorio, fundadora de esta agrupación en 1955. El equipo también se hará presente en el 11 Festival Internacional de Folclor de China.

El elenco está conformado por 30 bailarines y 11 músicos, quienes mezclarán técnicas modernas del ballet con las raíces ancestrales de Colombia.

“La obra maestra de Sonia Osorio, la más grande coreógrafa que ha tenido Colombia, fue el Ballet Nacional de Colombia, inspirado por el profundo amor que ella tuvo por esta tierra. Viajó por toda Colombia, se empapó de las tradiciones vernáculas de cada región y creó un ballet universal que salió con muchas ganas de conquistar el mundo y así lo hizo”, afirmó su hijo Rodrigo Obregón Osorio.

Según Flavia Santoro, presidente de ProColombia, “esta es una oportunidad única para mostrarle al mundo el talento que caracteriza a nuestro país y, además, es una muestra de la Economía Naranja que incentivamos con el Gobierno Nacional”.

Luego de esta gira por el continente asiático, el grupo se preparará para presentarse en Estados Unidos en 2020, cumpliendo el objetivo que trazó la maestra Sonia Osorio de viajar por varias partes del mundo para representar al país.

La misión del Ballet Nacional es contribuir a la conservación del folclor y las tradiciones culturales de los distintos pueblos de Colombia, llevándolas por el mundo y presentándolas como un espectáculo de primera categoría ante los ojos de miles de personas año tras año.

Este Ballet ha recorrido el mundo llevando su pasión como bandera, a través de la más alta expresión del folclor Colombiano.

Desde su existencia, ha aportado al posicionamiento de la imagen de Colombia en el exterior y al interior del país, regalándole a los colombianos innumerables triunfos y reconocimientos que nos llenan de orgullo patrio.

El Ballet Nacional de Colombia comenzó en 1955 como el Ballet Folclórico de Sonia Osorio, una labor artística de amor patrio que Sonia Osorio, una genial y prolífica bailarina y coreógrafa, creó paralelamente con su trabajo diseñando y creando las coronaciones de las reinas del Carnaval de Barranquilla y las comparsas de los clubes sociales de la citada ciudad.

Al triunfar decididamente en 1960 en el Festival Folclórico de Ibagué a Sonia se le abrieron las puertas de la Capital y en el Teatro Colon de Bogotá tuvo llenos consecutivos de tres días.

El próximo paso era el mundo y con un conjunto de bailarines provenientes de todas partes del país, amalgamados bajo su disciplinada e inspirada dirección, Sonia Osorio forjo el Ballet con el que conquisto las ovaciones de las capitales de Europa, Asia y América.

En respuesta a esta triunfante labor de divulgación de la cultura colombiana, el Presidente Misael Pastrana (1970-1974) designó oficialmente al grupo como el Ballet Nacional de Colombia en 1973.

Desde entonces el Ballet ha continuado su recorrido internacional presentándose en Paris, Tokio, Berlín, Washington, Moscú, New York, Budapest, Chicago, Varsovia, Miami, México, Belgrado, Sao Paulo, Roma, Buenos Aires, Bruselas, Santiago de Chile, Tel Aviv, Lima, Jordania, Quito, Egipto, Santo Domingo, Monte Carlo, Puerto Rico, Hollywood, Panamá, Madrid y Beijing entre otras ciudades.

Hoy, ante la ausencia de su creadora, la extraordinaria artista Sonia Osorio (1928-2011), el Ballet está bajo la dirección de su hijo Rodrigo Obregón Osorio, quien impulsa el legado de su madre y continua su labor artística con un Ballet Folclórico, espectacular, creativo y artístico en donde las raíces ancestrales de la cultura colombiana se mezclan con las técnicas modernas del Ballet y el espectáculo.

Su elenco está formado por un cuerpo de artistas profesionales: 30 bailarines y 11 músicos, capaces de llevar a cabo repertorios de gran exigencia escénica en un espectáculo de primera calidad con el fin de mostrar la riqueza de nuestra cultura, la multiplicidad de nuestra raza y la fuerza de nuestra pasión.