Diario del Cesar
Defiende la región

Fiesta en honor a ‘La Vieja Mello’

211

La Virgen de la Candelaria, o Virgen de Los Remedios, en Riohacha, en el leguaje parroquial de los nativos le llaman cariñosamente ‘La Vieja Mello’.   Este 2 de febrero se celebra su fiesta patronal, la que convoca personajes desde presidentes de Colombia, Ministros, Alcaldes, Gobernadores, congregaciones religiosas, además de unas comitivas de cientos de artistas de la región que agradecen con sus musas los favores de la patrona.

Alterno a los actos litúrgicos, es costumbre entre los nativos de Riohacha, realizar ese día la Parranda de Compositores, a la que  anualmente se lleva un compositor invitado, quien debe compartir su repertorio con los colegas de la zona y de otras regiones que también veneran a ‘La Mello’

Este año el compositor destacado para que lidere la parranda es, Rafael Manjarrez, quien llevará lo mejor de su repertorio musical, este sábado 2 de febrero.

‘Rafa’ Manjarrez interpretará canciones como ‘Ausencia sentimental’, ‘Simulación’, ‘Benditos versos’, ‘Señora’, entre otras obras, que hacen parte de su catálogo musical y que tienen el sello de éxito en la voz de los grandes intérpretes del vallenato.  Es común encontrar allí a Romualdo Brito, Emiliano y Poncho Zuleta, Aurelio ‘Yeyo’ Núñez, Franklin Moya, Beto Molina, entre otros.

Rafael Manjarrez, hace parte de esa cofradía vallenata que expresa con canciones el fervor religioso que se siente por esta y otras imágenes consideradas milagrosa, tal como la virgen de Chiquinquirá, patrona de su pueblo La Jagua del Pilar, a la que le ha cantado en varias oportunidades:

/Virgen de Chiquinquirá te cargo

Perdona que sea tomando porque sea el día de tu fiesta,

Soy travieso, pero no soy malo

Discúlpame si es pecado que esta situación me pesa/. 

Ese fervor no es menor a la ‘Vieja Mello’ en donde siempre acude, pero esta vez lleva un doble propósito, escuchar su misa e ir a la procesión y luego hacer parte de la parranda en la que será el invitado especial, máxime cuando ‘Rafa’ se desempeñó en esa ciudad como notario.

Por WILLIAM ROSADO RINCONES