Diario del Cesar
Defiende la región

Así se llamará el próximo libro sobre la vida de Calixto Ochoa

197

Dulsaides Bermúdez publicará libro con temas inéditos del maestro Calixto Ochoa Campo, ella fue su última compañera y con quien vivió por más de 30 años.

Por
WILLIAM
ROSADO RINCONES

Con el ánimo de dar a conocer algunas facetas desconocidas de la vida del maestro Calixto Ochoa Campo, cuya obra musical es de las más apetecidas del mundo folclórico vallenato, su última esposa quien lo acompañó por más de 30 años, quiere revelar sus memorias en un libro que ya lleva bastante avanzado y en el que promete episodios hasta ahora desconocidos de este juglar.

Dulsaides Bermúdez Díaz es una guajira, que desde muy joven mantuvo un romance secreto con el artista, pero que por circunstancias de su ajetreo musical no se cristalizó nada, además, ella era muy niña y los padres no le permitieron esa relación abiertamente, pues querían que ella culminara sus estudios.

El tiempo pasó, y cada uno hizo vida particular por aparte. Muchos años después, el divorcio llegó curiosamente en sus matrimonios, y casualmente se encontraron en Estados Unidos, a donde Ochoa había llegado a tocar un espectáculo, y Dulsaides asistió con una amiga, se volvieron a encontrar y la chispa del amor seguía viva, a tal punto que se unieron maritalmente y ella se vino a vivir con el maestro, a Sincelejo en donde lo acompañó hasta su muerte.

Durante ese periplo vivieron todos los momentos felices y difíciles que afrontan las parejas, pero nunca se apagó la llama del amor lo que ambos se demostraron a lo largo de la relación. La muerte los separó en el año 2015, y el luto riguroso no ha desaparecido de esta mujer que guarda como un tesoro todo el legado que le dejó Ochoa.

Recientemente con la conmemoración de la fecha del natalicio del el rey vallenato, quien habría cumplido 85 años, Bermúdez Díaz, reveló que tiene en remojo un texto que publicará con un contenido diferente a lo que ya se ha conocido de este versado músico.

Asegura que no será un contenido exclusivamente suyo, y para eso convocará a los más cercanos amigos que tuvo Calixto, los que tienen vivencias que aún no han sido reveladas, que con lo que ella auscultó y vivió, harán de ese material un complejo biográfico muy completo.

Ya tiene el nombre listo, el libro se llamará: ‘El Verdadero Calixto’. “Pero este nombre no lo pongo para desafiar ni desaprobar lo que ya se ha escrito de él, lo hago en honor a una producción musical que sacó el maestro, luego de que se salió de la casa disquera Fuentes, resulta que ‘Toño’ Fuentes, cuando Calixto dio el paso para Codiscos, habilidosamente le sacó una producción con los temas que habían quedado en sus estudio de pasadas grabaciones, entonces Calixto para contrarrestar y para certificar que ya estaba en otras toldas, resolvió llamar ese disco así: ‘El verdadero Calixto’ por eso en homenaje a esto voy a titular el libro así”, asegura la esposa del artista.

Aun no tiene una fecha tentativa de salida, dice que no tiene prisa y que lo que presentará será un texto completo que encierre todas las facetas de este juglar, desde su vida campesina en Valencia de Jesús, su periplo y residencia en la Sabana, sus amigos, amores, desamores, sus momentos de alegría y de tristeza, entre otros temas, además de  lo pertinente a sus canciones, nombres y destinatarios de cada inspiración.

Aparte de eso, la ilustración fotográfica será de mucha riqueza visual y de contenido. Mientras asume su rol de escritora, Dulsaides, se mueve permanentemente entre Sincelejo y Valledupar, pendiente también a que no se olvide la obra ni la imagen de Calixto Ochoa, por eso toca puertas entre los gobernantes de las dos regiones, para que se instalen estatuas o bustos, o se hagan foros o se implementen cátedras educacionales sobre este reconocido músico, al que, contrario a otros de menos perfil, no le han hecho ninguna distinción, incluso ni en su pueblo natal, Valencia de Jesús, donde reposan sus restos, cuya tumba mantiene al día esta mujer, y hasta donde suele llevarle flores y serenatas.