Diario del Cesar
Defiende la región

El presidente Duque recordó a Galán tras 30 años de su muerte

202

El magnicidio del líder Luis Carlos Galán ocurrió el 18 de agosto de 1989. Colombia sigue lamentando ese crimen atribuido a una alianza entre agentes del Estado y el narcotráfico.

El presidente Iván Duque recordó al excandidato presidencial por el Partido Liberal Luis Carlos Galán Sarmiento, asesinado el 18 de agosto de 1989 en elmunicipio de Soacha, Cundinamarca, mientras subía a la tarima a dar un discurso.

Mientras asediaba el huracán del narcotráfico en la década de los 80, Galán proponía la extradición de los capos de la droga hacia los Estados Unidos. A pesar de ser una figura popular en el país, el odio y las balas lograron acabar con su vida para siempre.

“Hace 30 años fue asesinado Luis Carlos Galán, líder que marcó para siempre la historia política de nuestro país. Recordar sus ideas nos motiva para seguir en la lucha contra el narcotráfico, que es motor de la violencia contra campesinos, indígenas y líderes”, afirmó el gobernante en su cuenta oficial de twitter.

Así mismo, el presidente Duque destacó la importancia de perseverar y trabajar todos como nación para derrotar a la corrupción y lograr el desarrollo con sentido social y coherencia.

En su mensaje, también mencionó al coronel Valdemar Franklin Quintero, quien al igual que Galán luchó contra el narcotráfico y fue asesinado ese mismo día acribillado por sicarios del Cartel de Medellín, liderados por Pablo Escobar.

“Recordar a Galán es exaltar a los que han caído en la lucha contra el crimen; a centenares de héroes de la Fuerza Pública como el Coronel de @PoliciaColombia Valdemar Franklin Quintero, quien murió enfrentando al Cartel de Medellín. Héroes que siguen siendo ejemplo e inspiración”, dijoDuque.

ASÍ FUE GALÁN

Luis Carlos Galán, el líder liberal que con su verbo fácil y conocimiento de la realidad del país se atrevió a denunciar en la plaza pública y en el Congreso la infiltración de las mafias del narcotráfico en la política y en la sociedad colombiana, fue asesinado el 18 de agosto de 1989, a sus 45 años, en plena campaña a la Presidencia en la plaza principal de Soacha, en donde se erige hoy una estatua suya con el puño derecho en alto.

Galán subió a una tarima hecha de tablas. Los asesinos, mezclados entre los seguidores del político, estaban al asecho y repentinamente abrieron fuego para terminar con la vida de quien era el más opcionado para quedarse con la presidencia para el período 1990-1994.

Para la gente, Galán era un hombre capaz de levantar la voz para criticar la corrupción que carcomía al Estado. Pero no solo eso, sino también arremeter contra quienes quebrantaban los valores éticos y morales.

“Todo su trabajo, lo que le dijo al país, lo que le propuso al país, lo que intentó sacar adelante para este país sigue siendo muy importante viendo la realidad actual de Colombia”, aseguró Galán hijo, quien dice que “a Colombia le hizo, le hace y le hará falta una figura” como la de su padre, que encarnó valores en lo político, en lo social y en otros campos.

Tras el magnicidio de Galán, también fueron asesinados los los candidatos presidenciales Bernardo Jaramillo Ossa, de la Unión Patriótica (UP), el 22 de marzo de 1990; y Carlos Pizarro León-Gómez, del desmovilizado grupo guerrillero M-19, el 26 de abril del mismo año.

Por el asesinato de Galán han sido condenados el exsenador y exministro Alberto Santofimio Botero quien, según se comprobó, instigó a Pablo Escobar a asesinar al entonces candidato presidencial, que pregonó la necesidad de buscar una mayor democracia, de encontrar la paz y la justicia social.

También fue condenado a 30 años de cárcel el exdirector de la policía secreta de Colombia Miguel Maza Márquez, quien debilitó el esquema de seguridad deGalán, en ese entonces el hombre más amenazado del país.

BOGOTÁ COLPRENSA