Diario del Cesar
Defiende la región

Con 26 goles en la Supercopa y no podrá jugar con Valledupar

400

En el semblante se le nota la tristeza. Cuando todo pintaba como el año de su consolidación en el Torneo de Ascenso I-2019, el juvenil vallenato Misael Martínez recibió la notificación de que el club no podría inscribirlo para este semestre.  Y no por falta de méritos.

Los 26 goles en la Supercopa Juvenil -terminó como segundo goleador del certamen- y doblete en su debut como profesional son razones de sobra para que el delantero de 20 años se asegurara no solo un cupo dentro del plantel profesional de Valledupar Fútbol Club para la temporada 2018, sino para tener la oportunidad de luchar por un puesto en la titular.

Sin embargo, un cambio de último momento en las reglas de juego en la normativa del jugador sub-20 por parte de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) jugó en su contra.

El cuadro verdiblanco tendría que pagar cerca de 70 millones de pesos por el derecho de formación del jugador para poder inscribirlo en el Torneo de Ascenso; cifra que, como aseguró el Gerente General de VFC, Ronny López, el club no está en condiciones de cancelar.

“Misael fue tenido en cuenta en el equipo profesional por su buen rendimiento en el equipo sub-20, siempre acompañó al equipo profesional, pero -por este cambio en el reglamento- si lo inscribimos en el equipo profesional, Valledupar debe pagar derechos de formación que pueden a ascender a más de 60 millones de pesos el cual, en estos momentos, Valledupar no tiene como responder”, explicó López.

En el caso de Martínez, el club vallenato tendría que cancelar dicho derecho, amparado por la FIFA, a los cuatro equipos en los cuales jugó antes de debutar en el profesionalismo, es decir, Gaviotas de Valledupar, Futuras Estrellas de Valledupar, La Macía de Medellín, y DIM.

¿CUÁL FUE EL CAMBIO?

En el torneo del año anterior, según el reglamento de la Fedefútbol, la norma permitía que en la categoría sub-20 pudiesen ser inscritos jugadores nacidos en los años 1997 y 1998.  Incluso, el pasado 17 de enero confirmaron la norma, con lo cual los equipos empezaron a armar sus plantillas y a prepararse; no obstante, una semana después, la FCF cambió la norma -dicen que por los resultados recientes de la sub-20- y dejaron por fuera a esos 8 jugadores 97 y 98.

Señala López que “había jugadores categoría 98 que no tenían nivel para estar en el equipo profesional y que se les iba a dar uno o dos años más en el equipo sub-20 para ver cómo iba evolucionando ese desarrollo, pero con este cambio al club le toca dejarlos ir”.

VALORAR EL TRABAJO

A pesar de ser notificado por el club que no será inscrito para el Torneo de Ascenso, Misael Martínez mantenía en el entrenamiento matutino de ayer una leve esperanza de que el tema se resolviera a su favor.  Sin embargo, el anuncio del gerente general de Valledupar Fútbol Club pone fin, por ahora, al asunto.

“Hubiese sido gratificante que valoren el trabajo del año pasado, que fui el segundo goleador del año pasado y debuté con dos goles, hay que tener paciencia  y tener mucha tranquilidad sobre el tema”, expresó el joven futbolista.

SE AFECTARÁ A MÁS DE 150 JUGADORES

Entretanto, el director técnico de Valledupar Fútbol Club, Nilton Bernal, lamentó la situación y criticó el cambio de reglamento que no solo afecta al equipo valduparense sino a cientos de jugadores del fútbol colombiano.

“Es un tema incómodo, porque es un muchacho de la casa, regresó a su casa y se da una opción, creo que todo eso debería tenerse en cuenta a la hora de tomar una decisión final, esa norma afecta entre 100 y 150 jugadores en Colombia que van a quedar por fuera”, aseguró Bernal.

El caso de Martínez no es el único dentro del cuadro verdiblanco.  El juvenil Nicolás Cañizales, capitán del Valledupar sub-20 el año pasado, abandonó las toldas verdiblancas como jugador libre y una situación similar vive el delantero Juan Arrieta, a quien el club está obligado a comprarle sus derechos de formación.

Martínez sigue realizando trabajos de pretemporada con el club verdiblanco a la espera que se resuelva su situación ya que tiene contrato hasta el próximo año.

Por: JOSÉ ALEJANDRO MARTÍNEZ VEGA