Diario del Cesar
Defiende la región

Alcalde inauguró vías en Badillo y Atánquez

255

POR: KAREN LILIANA PÉREZ

Mediante el contrato1189 de 2018 que tiene como objeto la construcción de pavimento en concreto hidráulico, el alcalde Augusto Ramírez Uhía, inauguró vías en los corregimientos de Badillo y Atánquez, con la presencia de la comunidad. A través de este contrato también se han realizado obras en Mariangola, Aguas Blancas y Los Venados.

En el caso de Badillo, los habitantes dejaron atrás el traumatismo que generaba transitar por la vía conduce al cementerio ‘Campo Santo’ y a la institución educativa Antonio Enrique Díaz Martínez, hasta donde diariamente asisten más de 300 estudiantes, debido a las piedras, el polvo y el barro.

Esta era una obra esperada hace muchos años, que beneficiará a los cerca de 3.000 habitantes de esta localidad rural. “Esta es una calle muy importante para Badillo, es la calle que conecta la plaza principal hacia Campo Santo, muchos habitantes nos comentaban que esto era una tragedia cada vez que había algún sepelio porque en tiempo de lluvia se inundaba la calle, entre otros malestares”, dijo el alcalde Augusto Ramírez Uhía.

Por su parte, Hidalgo Manjarrez, presidente del Consejo Comunitario Afrodescendiente de la comunidad de Badillo, manifestó que, “esta obra es una luz para este pueblo relegado en tantos años de historia. La inauguración de esta calle es una muestra de voluntad de que los alcaldes y gobiernos de turno pueden hacer que estos corregimientos crezcan”.

Entre tanto, Elina Gutiérrez Manjarrez, inspectora del corregimiento de Badillo, añadió que esta intervención impulsara el turismo en esta localidad. “A parte de convertirse en la vía principal que comunica con el cementerio Campo Santo y el colegio se va a convertir en una vía turística para el corregimiento, y esto no solo beneficia a las personas que viven en esta calle sino a toda la comunidad”, sostuvo.

Asimismo, el estudiante Iván Ruíz, dijo que, “tanto nosotros como el pueblo está feliz ya que es un sueño hecho realidad, antes esto era piedra y polvo siempre llegábamos al colegio con el uniforme y los zapatos sucios, asimismo sucedía con las personas que iban al cementerio, pero ahora la situación es diferente”.

Otra población que celebra con la infraestructura vial es Atánquez, ahí los indígenas kankuamos recibieron el mejoramiento del camino que conduce a la institución educativa donde se forman unos 700 niños.

Finalmente, Ricardo Romero, inspector de Policía de Atánquez, acoto que, “la modernización llega a través de las vías, y esta la necesitábamos para que traiga progreso a la comunidad”.