Diario del Cesar
Defiende la región

Valledupar necesita invertir 230 millones de dólares en los próximos diez años

262

POR: NINOSKA REYES URDANETA

La pobreza en Valledupar es un tema de extrema preocupación, considerando que en los últimos años la ciudad ha experimentado un deterioro en las condiciones de vida de sus habitantes, tanto en términos de ingresos, como de oportunidades. Valledupar se ubica como una de las capitales más pobres del país detrás de Quibdó y Riohacha, ya que la pobreza monetaria de la ciudad pasó de 27% a 33.4% en solo tres años.

Ante este panorama, se propone una serie de inversiones estratégicas en los campos de educación, vivienda y mercado laboral que alcanzarían los 230 millones de dólares para los próximos 10 años, lo que implicaría un esfuerzo fiscal adicional por generar 23 millones de dólares adicionales anuales hasta el 2030.

Esta apreciación se desprende de un documento de trabajo sobre la economía regional y urbana denominado Análisis de la pobreza y condiciones de vida en Valledupar, el cual fue expuesto en el marco del Seminario Económico de Desempleo y Pobreza promovido por el Banco de la República en la ciudad,  y el cual fue expuesto por Andrea Otero y Fernando Herrera, investigadora de la entidad bancaria y director del Centro de Estudios Socioeconómicos y Regionales (Cesore), respectivamente.

Otero explicó que la exacerbación en la pobreza obedece principalmente a factores de coyuntura como la caída de los precios del carbón, el aumento del influjo de desplazados del conflicto armado colombiano y la migración venezolana. Aunado a estos factores se encuentran causas estructurales como la baja calidad en la educación, informalidad laboral y la falta de opciones de vivienda para los más vulnerables y necesitados.

Según el estudio realizado por el Banco de la República y Cesore, los barrios con situación crítica en términos de necesidades básicas insatisfechas en Valledupar son: Zapato en Mano, Familias Unidas, Las Mercedes, 9 de Marzo, 11 de Noviembre, Pescadito, Villa Germania, El Edén, Nuevo Milenio, Nueva Colombia y Paraíso. Mientras que la comuna con mayor proporción de personas en situación de pobreza es la Comuna 5.

PROPUESTASDE INVERSIÓN

Explicó la investigadora, que en las inversiones estratégicas para el área de educación se propone la expansión de la jornada única como aliciente para la calidad educativa, además de plantear incrementos en la cobertura educativa hasta llegar a tasas netas del 100%, un programa de formación docente, infraestructura educativa y fortalecimiento de la Secretaría de Educación Local; para las cuales se requeriría un total de 171 millones de dólares.

Con respecto a la política de vivienda, la idea es reducir el déficit, por ser uno de los principales factores que llevan a un hogar a la pobreza. En Valledupar existe un déficit cuantitativo de 1.858 viviendas y 13.301 cualitativo; requiriendo una inversión total de 58.6 millones de dólares.

Otro de los principales objetivos es mejorar la política laboral en Valledupar, entre los cuales se encuentran la generación de empleos mejor remunerados para la mano de obra calificada, la reducción de la brecha salarial hombre-mujeres, la generación de oportunidades para los jóvenes menores de 25 años y la formalización de la economía.

También fortalecer la calidad y la pertinencia de la oferta educativa de la ciudad, con inversiones en la Universidad Popular del Cesar y SENA; a lo cual se le debe adicionar el Servicio de Empleo, cuya política no está siendo bien manejada por el Estado, indicó Otero al añadir que la inversión estimada para este renglón sería de 790.000 dólares.

Es importante destacar, que según lo arrojado por el estudio, en Valledupar hay cada vez más mujeres pobres como proporción de la población total. Para el 2012, la incidencia de la pobreza era 0,7pp mayor en las mujeres que en los hombres, pero para el 2017 esta cifra aumentó a 2,5pp. La niñez y los jóvenes también están dentro de los índices de pobreza crítica en la ciudad.

CRECIÓ MÁS DE LO PROYECTADO

En el Cesar hay 300.000 jóvenes, de los cuales unos 140.000 están en Valledupar; existen 80.000 personas con alguna discapacidad, quienes merecen una atención específica y una política pública. Hay 40% de jefatura femenina y el Cesar es un departamento relativamente joven, ya que por cada cien menores de 15 años, hay 32 mayores de 60 años, explicó Fernando Herrera, director de Cesore.

En los últimos trece años, Valledupar creció con 130.000 personas, es decir, dos veces la población del municipio Agustín Codazzi. Y al pensar en términos de demanda de servicios públicos, cupos educativos, atención en salud; “podemos decir que en Valledupar hubo algo explosivo, y es un municipio que creció más de lo proyectado”, dijo.

Agregó Herrera, que otro aspecto importante de mencionar, es que Valledupar fue la segunda ciudad que recibió el mayor número de población desplazada entre el 1996 y 2018, es decir, 143.000 personas se vinieron al municipio. En la actualidad, el otro fenómeno objeto de estudio, es la migración venezolana. Con corte al 30 de junio, Migración Colombia destacada que en Valledupar están radicados 28.000 de los 38.000 registrados en todo el departamento del Cesar.

DEPENDENCIA CARBONÍFERA VS. DESEMPLEO

En la actividad también fue motivo de análisis el tema del desempleo en la ciudad, para lo cual Luis Eduardo Arango, investigador del Banco de la República, manifestó que Valledupar es la segunda ciudad del país con mayor desempleo, por lo tanto, “hay que actuar  tomando en cuenta que es algo difícil, el mercado laboral es lento y de una vez sube la tasa de desempleo la reducción se produce de manera lenta. Sin embargo, hay que empezar para ir viendo los resultados y buscar alternativas de producción, educar la mano de obra y ofrecer una educación de calidad”.

De acuerdo al informe denominado Precio del carbón y dinámica laboral en Valledupar, Arango manifestó que entre el 2007 y 2017 el mercado laboral se deterioró a raíz de la caída de los precios del carbón, reflejándose en una mayor tasa de desempleo que afecta seriamente a los más educados, las mujeres y los jóvenes.

Explicó que en la actualidad se encuentra una importante dependencia, tanto en la oferta como en la demanda laboral, de los precios del mineral, lo cual va en línea con la importancia de la actividad carbonífera en la economía del departamento. No se puede olvidar nunca el incrementar la mano de obra productiva, sería una respuesta favorable del mercado de trabajo en Valledupar, afirmó el investigador.

Una economía post carbón es urgente para Valledupar. Hace 13 o 15 años, 50% de la energía eléctrica del mundo se producía en base a carbón, hoy día solo abarca el 34%. El otro desafío en el Cesar es el desempleo, que ya tiene rostro de mujer con un déficit de 19% y los hombres 10 por ciento.

SEMINARIO DE ECONOMÍA

Este análisis fue presentado durante la realización del Seminario Economía Regional y Urbana: Desempleo y Pobreza en Valledupar, realizado ayer en la sede del Banco de la República donde además presentaron el libro “Casa Grande Caribe”, el cual busca identificar las inversiones que el Caribe busca emprender para superar el rezago en cuanto a áreas vitales como: educación, salud, nutrición, acueducto y alcantarillado.

Este libro, editado por Jaime Bonet y Diana Ricciulli, forma parte de la iniciativa ‘Casa Grande Caribe’, concebida por un grupo de entidades en la región, y por los programas Cómo Vamos de Barranquilla, Cartagena y Santa Marta; el Centro de Estudios Económicos Regionales (CEER) del Banco de la República, Fundesarrollo, Ciudad Caribe de la ANDI y las fundaciones Mamonal y Promigas.

A la actividad también asistieron los candidatos a la Gobernación del Cesar, Luis Alberto Monsalvo y Kaleb Villalobos; además de los aspirantes a la Alcaldía de Valledupar, Ernesto Orozco y Fredys Socarrás, quien escucharon cada uno de los planteamientos formulados por los expertos.