Diario del Cesar
Defiende la región

Comunidad pide desalojó por de la invasión Las Mercedes

425

POR:
KAREN LILIANA PÉREZ

Al sur occidente de la ciudad, sobre la avenida de la Ciudadela 450 Años, y separados por la acequia Las Mercedes, una de las tantas invasiones que hay en Valledupar, se encuentra asentada en la parte contigua del hospital Eduardo Arredondo Daza, con sede en este sector.

Entre el ambiente hostil, más de 23 familias han levantado sus hogares, cubiertos por un techo de zinc y paredes de madera; otros han construidos sus viviendas de material, que da muestra de los largos años que llevan ocupando esta área de concesión del municipio.

Al adentrarse a la invasión Las Mercedes, un grupo de niños se encuentran a orilla de la acequia, mientras que otro menor se encuentra bañando a una yegua; a un costado y amarrada sobre un árbol, otra mula espera su turno. La presencia de estos animales allí, se explica en que generan el sustento de esta familia; que trabaja con los vehículos de tracción animal.

En esta vivienda, que está construida a pocos metros de la acequia, viven al menos ocho personas, entre ellos, cinco menores de edad. “Tenemos más de 12 años viviendo en este lugar, y hasta el momento nos ha ido bien porque mi esposo trabaja como ‘carromulero’ y mis hijos también”, contó Carmenza Vides, oriunda del corregimiento de Caracolí, ubicado al sur de Valledupar.

Vides, explicó que su familia fue víctima del conflicto armado, y para conservar su vida y la de los demás integrantes de su núcleo familiar se radicaron en esta capital. “Nosotros vivíamos arrendados, pero mi esposo quedó sin trabajo y por la falta de dinero nos tocó ocupar este espacio”, añadió.

Sin embargo, la incertidumbre de que en cualquier momento se realicen operativos de desalojo por parte de la Administración Municipal con apoyo de uniformados de la Policía Nacional ronda por las casas y cambuches de esta invasión.

“En una ocasión vinieron las personas de la Alcaldía y tumbaron varias casas, pero en ese momento solo quedo intacta mi casa, desde entonces no han vuelto, pero lo cierto es que ellos tampoco ofrecen alternativas de viviendas para nosotros”, acotó Vides.

RECHAZO DE LA COMUNIDAD

Por años, usuarios del hospital Arredondo Daza, sede 450 Años y habitantes han convivido con esta situación que afecta las condiciones fitosanitarias del centro asistencial. Pero, en días recientes, la gota que rebozó el vaso, fue la intención de un habitante de construir un nuevo cambuche a pocos metros de la avenida.

“Sobre la nueva avenida de los 450 años se puede apreciar cómo están invadiendo el terreno a escasos cuatro metros de la avenida. El señor que está construyendo ahí tenía una casa en la Ciudadela 450 años, segunda etapa, la vendió y se vino para acá. Por otro lado, están construyendo casas en material, entonces ¿qué pasa con este gobierno?”, manifestó un residente, que pidió reserva de su nombre.

Otro ciudadano, sostuvo que, “hay un trasteo arropado con platico negro, y ya la gente está adecuando el terreno (con tierra y relleno) para empezar a levantar el cambuche, y así es como se van llegando más personas hasta que crean una nueva invasión en toda la entrada del barrio. Además que es una zona de alto riesgo porque cuando llueve la acequia se desborda”.

“VAMOS A PROCEDER AL RETIRO”

Ante esta situación, el inspector de Espacio Público de la Alcaldía Municipal, Víctor Manuel Mercado, confirmó que una persona tuvo la intensión de invadir un espacio del lote sin tener permiso del gobierno local, pero se procedió al retiro. “También realizamos el mismo operativo en la Ciudadela 450 Años, donde colinda con Las Palmas por una supuesta invasión; allí llegamos el Gaula del Ejército y los retiramos”, indicó.

Con respecto a la invasión, el inspector afirmó que, “estos cambuches se van a retirar, pero son personas que tienen un tiempo determinando y la administración, por ende, tiene que hacer el proceso de reubicación, puesto que esta es un área de cesión del municipio y tenemos que hacer un censo para luego proceder a retirar de las viviendas”.

ZONA DE RIESGO

Por otro lado, el asesor de Seguridad de la Secretaría de Gobierno Municipal, Víctor Gómez, explicó que las personas que allí habitan se encuentran en una zona de riesgo, puesto que están bajo la amenaza latente del desbordamiento de la acequia Las Mercedes.

Y, agregó que, “este es un área de riesgo ya que por acá pasa la quebrada de la acequia las Mercedes, y la otra problemática que tenemos nosotros con el lugar es que esta contiguo al hospital de los 450 Años y la red de urgencia se ve afectada porque las personas que están acá realizan quema de basuras, hace disposición de desechos sólidos, realizan las necesidades fisiológicas en la parte contigua del hospital y eso afecta las condiciones fitosanitarias de las mismas”.

VERIFICACIÓN DE LA POBLACIÓN

Dijo además que, según el censo realizado en 2016 cerca de 23 familias se encontraba invadiendo este predio, pero estima que la cifra haya ascendido a raíz del fenómeno migratorio de ciudadanos venezolanos a esta capital y, también por la falta de vivienda de los valduparenses.

“Por consiguiente, y como dice el Código Nacional de Policía toca realizar todas las labores que da la querella policiva para hacer el retiro de las personas, pero primero hay que verificar si se encuentran en condición de vulnerabilidad: si son víctimas de violencia o desplazados para que de esa manera la Alcaldía les brinde soluciones que les garantice el mínimo vital y su derecho a una vivienda digna”, aseveró.

14 INVASIONES EN VALLEDUPAR

La capital cesarense tiene alrededor de 14 invasiones, y se prevé que en lo que va corrido del año se han creados dos nuevas incursiones. “De las nuevas que han surgido tenemos dos que se han ampliado de las 14 invasiones que se encontraban anteriormente, como son: Brisas de la Popa, Altos de Pimienta y el sector del Edén, que ahora crearon una nueva que se llama Altos del Edén, pero son simplemente ramificaciones de invasiones que ya exitista en Valledupar”, sostuvo Víctor Gómez, asesor de Seguridad de la Secretaría de Gobierno Municipal.

Señaló que, “desde que estamos en el gobierno hemos realizado 30 diligencia de desalojo; no hemos permitido que se invada ni un metro más de área de sesión ni mucho menos de espacio público”.

DESALOJOS EN ESTA CAPITAL

Finalmente, el secretario de Gobierno Municipal, Gonzalo Arzuza acotó que entre las acciones que han realizado desde la sectorial, por solicitud de los propietarios,  se han desalojados tres predios privados en el corregimiento de Aguas Blancas, donde se recuperaron 70 hectáreas y se desalojaron a cerca de 150 familias. El antiguo lote de IDEMA también fue objeto de desalojo y de este fueron sacadas 200 familias quienes invadieron tras falsas promesas de ser priorizados para los proyectos de vivienda que se desarrollaran en este lugar; este desalojo se llevó a cabo con el apoyo de la Policía Nacional, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Personería de Valledupar.