Diario del Cesar
Defiende la región

El ataque a la panamericana, ¿regresa de nuevo la guerra al cauca?

226

 “Volvieron los ataques armados al Cauca”, es la expresión que circuló en muchos grupos de WhatsApp de habitantes de esta zona del país luego que delincuentes ubicaran una carga explosiva en una alcantarilla, edificada a un lado de la Panamericana, y después la activaran a distancia.

La onda expansiva dañó por completo un carril de esta carretera, la misma que comunica a los departamentos de Valle, Cauca y Nariño.

Además, y como a los lados están ubicados altos pastizales, la candela generada por la explosión causó un incendio forestal.

De ahí que al sitio arribaran soldados, policías y bomberos de Santander de Quilichao para atender la emergencia causada por este ataque, que fue atribuido a integrantes de la organización al margen de la ley Dagoberto Ramos, en respuesta a la publicación de las fotos de sus cabecillas, como confirmaron las autoridades locales.

“Es un ataque cobarde de unos delincuentes que quieren generar terror, luego que publicáramos las fotografías de los cabecillas de la estructura organizada residual de las Farc, la misma que es la responsable del asesinato de líderes sociales e indígenas del norte del Cauca”, explicó el comandante de la Policía en el Cauca, coronel Fabio Rojas.

Y es que esta clase de atentados era algo esperado en esta zona del país. La semana pasada, en este mismo corredor vial, fueron incautados 20 metros de cordón detonante luego que dos sujetos se deshicieran de este elemento tras notar la presencia de la Policía cuando patrullaban a la altura del municipio de Rosas, al sur del departamento.

En su momento, los policías que conocieron del caso comentaron que posiblemente la intención de los sujetos era activar una carga explosiva que después fue encontrada en el sitio.

Y es que esa es una modalidad delictiva propia de las estructuras de las Farc cuando estaban en guerra con el Estadoc colombiano, explican las autoridades. Antes de la firma de la paz, se registraron diez atentados con explosivos en diferentes puntos de este corredor vial.

¿Se reorganizan los exFarc?

Ahora, cuando excombatientes de la extinta guerrilla se agruparon de nuevo para conformar estructuras como la Dagoberto Ramos, esta clase de acciones reaparecieron, como forma de mostrar poderío militar y ganar protagonismo ante la opinión pública, como bien ilustró el comandante de la Brigada 29 del Ejército, mayor general Jorge Hernando Herrera.

“Como no están en capacidad de enfrentar a las tropas, entonces optan por esta clase de ataques, abandonado la carga explosiva en las alcantarillas, y sin medir consecuencias, activarlas después”, acotó el oficial militar.

Sin embargo, el grupo que atacó la Panamericana no es el único que está atemorizando al departamento. En el Cauca se reconocen ya cuatro grupos armados de estas características, todos abiertamente en guerra con el establecimiento. De hecho, se le atribuye el sangriento y explosivo recibimiento a Iván Duque cuando se posesionó como presidente de los colombianos hace ya un año.

Las evidencias dela presencia de estos nuevos grupos quedó demostrada esta semana, cuando en un operativo judicial fueron capturadas seis personas que ya la Fiscalía acusa de apoyar logísticamente al grupo organizado Frente 29 Stiven González, el cual delinque en los municipios del sur del Cauca como Balboa y Argelia.

“Esta disidencia ahora libra una guerra contra la Autodefensas Gaitanistas de Colombia, la cual busca controlar, desde Leyva, Nariño, parte del suroccidente caucano por eso las dos masacres presentadas a principios de este mes”, denunciaron líderes sociales del municipio de Balboa.

En dichos sector del departamento también opera la Columna Móvil Carlos Patiño, integrada por guerrilleros del frente 60 y la antiguamente llamada columna Jacobo Arenas de las Farc que se apartaron del proceso de reincorporación.

También están las autodenominadas Dagoberto Ramos y Jaime Martínez. La primera facción delinque entre los municipios como Florida, Pradera, en el sur del Valle; así como en las localidades del norte y oriente del Cauca. Mientras que la segunda se abre paso para el noroccidente del departamento por eso los combates que se registran en estos momentos en municipios como Suárez.

“Se presentan fuertes combates en la zona rural del municipio de Suárez, generando el desplazamiento y confinamiento de campesinos en las veredas Bellavista y Los Mangos, donde ya hay 39 familias afectadas que hasta el momento continúan en una situación de zozobra”, denunció la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, Fensuagro.

Ahora bien, y como en los tiempos de la guerra con las Farc, toca esperar cómo transcurre ese nuevo capítulo de ese postconflicto, cuyas bondades son intensamente anhelados como bien quedó demostrado en la mañana del miércoles cuando la comisión de paz del Congreso de la República llegó a Caloto para escuchar precisamente a esa comunidad que no calla su deseo de vivir, por fin, tranquilamente.

Cauca (Colprensa).