Diario del Cesar
Defiende la región

Justicia chavista busca a Guaidó para encarcelarlo

205

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, echó mano  de sus aliados en la justicia para enfrentar al autoproclamado mandatario interino, el opositor Juan Guaidó, fortalecido por las sanciones petroleras que impuso Estados Unidos para asfixiar al gobierno socialista.

El fiscal general Tarek William Saab, que se define chavista, pidió este martes al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, de línea oficialista) que prohíba a Guaidó la salida del país, la transacción de bienes y congele sus cuentas.

“Permítanme reiterar: habrá serias consecuencias para aquellos que intenten subvertir la democracia y dañar a Guaidó”, reaccionó en Twitter el asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton.

Saab explicó que las medidas forman parte de una investigación contra el líder opositor al acusarlo de “actos que han dañado la paz de la República y por supuesto nuestra economía y el patrimonio nacional”.

Tras conocer la medida, Guaidó dijo no estar sorprendido porque forma parte de una cadena de “amenazas” en su contra y del Parlamento de mayoría opositora, que preside.

“No estoy desestimando una amenaza de cárcel (…). Muy responsablemente les digo que ‘nada nuevo bajo el sol’ (…) La única respuesta del régimen es persecución, represión”, dijo a la prensa.

El Congreso, al que el TSJ declaró en 2016 en desacato y nulas todas sus decisiones, debatió vías para lograr un gobierno de transición y elecciones “libres”, lo que Maduro denuncia como parte del guión de un golpe de Estado dirigido por Estados Unidos.

ULTIMÁTUM EUROPEO

La ofensiva de Guaidó continuará el sábado con una marcha de respaldo al plazo de ocho días -que vence el domingo- dado a Maduro por España, Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda y Portugal para que acepte comicios libres so pena de reconocer al opositor como presidente encargado.

“Quiero decirle al ultimátum: párate Unión Europea, respira, piensa, respira 10 segundos. Piénsalo bien, no te metas detrás de la cola de la política intervencionista de Trump”, advirtió Maduro.

Guaidó, de 35 años, se autojuramentó luego de que el Congreso declarara a Maduro “usurpador” por asumir el 10 de enero un segundo mandato que -como gran parte de la comunidad internacional- considera ilegítimo por ser resultado de elecciones denunciadas como “fraudulentas”.

El gobierno volvió a llamar a una negociación y saludó gestiones de México y Uruguay en la ONU. Pero el opositor ha reiterado que no se prestará para “diálogos falsos”.

CARACAS AFP