Diario del Cesar
Defiende la región

Juez envía a la cárcel a presunto asesino de joven

221

Daniel David Orozco Herrera, de 25 años, fue enviado a la cárcel por un juez municipal con funciones de control de garantías, tras ser imputado como responsable del crimen. La medida le fue impuesta tras salir de la clínica en la que se recuperaba de las heridas que recibió en la riña.

Con la medida de aseguramiento privativa de la libertad en establecimiento carcelario fue cobijado el joven de 25 años sindicado de asesinar a puñal aVíctor Daniel Gutiérrez Palacín, en hechos ocurridos el pasado fin de semana sobre una vía pública del barrio Fundadores, de esta ciudad.

Se trata de Daniel David Orozco Herrera, quien fue judicializado en las últimas horas ante el Juzgado Primero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Valledupar por la Fiscalía 7 Local Uri, quien le imputó cargos como presunto autor del delito de homicidio simple, al que no se allanó.

La decisión fue proferida por dicho tribunal tras escuchar los señalamientos que le hicieron por el crimen de la víctima de 20 años, quien recibió una puñalada mortal en medio de la riña que se gestó en transversal 25A con diagonal 18B, cerca de su vivienda, al parecer, por fuertes diferencias personales entre los dos sujetos que según la Policía del Cesar, eran amigos.

“Este juez prevé que frente al futuro se ve necesaria la imposición de la medida de aseguramiento, pues se habla de una persona joven, capaz de entender, que debe saber que sus emociones deben ser controladas. Esas peleas que generan muertes, son situaciones que ahorita mismo dañan la vida de las personas cuando no se resiste una tolerancia. Frente al orden de los fines constitucionales, la medida es penitenciara que se aplica de manera temporal y preventiva, ya que en este caso prevalece la presunción de inocencia.”, dijo la juez al explicar su decisión.

EL HECHO

El altercado se produjo pasadas las 9 p. m. del pasado sábado, presuntamente, por una diferencia de vieja data que tenían los involucrados y que se agudizó cuando después de sostener una acalorada discusión, protagonizaron una batalla campal a plena vista de los moradores de esa comunidad, quienes grabaron el enfrentamiento que terminó con la muerte de Gutiérrez Palacín.

Mientras la víctima mortal fue conducida rápidamente por sus vecinos al CDV de los Fundadores para que allí le prestaran los primeros auxilios, el ahora imputado fue conducido por las autoridades a la Clínica Laura Daniela, en calidad de capturado, para que recibiera la atención medica que requería por la puñalada que recibió en el tórax durante la disputa. En ese centro asistencial se efectuó la diligencia de legalización de captura horas después de su ingreso.

Sobre Gutiérrez Palacín se conoció que se ganaba la vida como mecánico, vivía en el barrio Fundadores, era el menor entre cuatro hermanos y deja huérfana a una pequeña niña. Además, estaba luchando contra un problema de drogadicción, que le fue descubierto por sus familiares cuando tenía 17 años.