Diario del Cesar
Defiende la región

El ‘calvario’ para reubicar a 27.000 afiliados de Medimás

353

POR:
EDUARDO
MOSCOTE SIERRA

Luego de que la Superintendencia Nacional de Salud aplicara la Resolución 3818 de 2019 plasmada en la Resolución 6482 de 2019, que anunció la revocatoria parcial de la EPS Medimás de los departamentos de Chocó, Sucre y Cesar; se inició el traslado de los 59.000 afiliados.

El día de ayer comenzaron las asignaciones de los usuarios; 27.000 cesarenses acentuados en los municipios de Valledupar, Aguachica, Agustín Codazzi y Bosconia serán reubicados a entidades como Famisanar, Sanitas, Nueva EPS y Salud Total a los usuarios.

El Superintendente de Salud Fabio Aristizábal Ángel, explicó que la medida busca minimizar los riesgos de los afiliados, por lo que se comprometen a ser garantes del proceso de transición. “Hay que aclarar que estos afiliados no estarán un solo día sin aseguramiento y las EPS receptoras serán las responsables de continuar garantizando tratamientos, servicios y medicamentos desde el primer día sin interrupciones”, aseguró Aristizábal Ángel.

Resaltó a su vez que Medimás, deberá garantizar hasta el 31 de agosto de 2019 la prestación del servicio y a partir del 1 de septiembre, será asumida por la EPS asignada.

Los usuarios no tendrán que adelantar trámites para el traslado y deberán consultar en la página web www.medimas.com.co el lugar asignado; de no sentirse cómodos, podrán solicitar un cambio pasados 90 días calendario, contados a partir del 1 de septiembre.

 “Si un afiliado se encuentra hospitalizado, la institución prestadora del servicio deberá garantizarle continuidad, para lo cual realizará el trámite administrativo de cierre con Medimás. Inmediatamente deberá abrirlo con la EPS receptora, tenga en cuenta que este procedimiento no debe alterar la continuidad de su tratamiento”, dijo la Supersalud.

TRAUMATISMO EN CLÍNICAS DEL CESAR POR RETIRO DE MEDIMÁS

El secretario de Salud Departamental Jorge Orozco reveló que la notificación de la Supersalud, generó traumatismos en las dos clínicas que funcionan con la EPS (Alta Complejidad y Santo Tomás), pues no estarían entregando los servicios de salud por ‘miedo’ de no recibir el pago de las atenciones.

El hospital Rosario Pumarejo sería el único atendiendo a los pacientes, comentó el funcionario.

Dentro de las estrategias planteadas en la última reunión conformada por delegados nacionales, departamentales y locales de salud, al conocerse las querelles de algunos afiliados, se concretaron soluciones.“Vamos a visitar las clínicas para decirles que no pueden negarles el servicio mientras Medimás no se vaya del departamento, ya que los recursos para ese servicio están garantizados”, expresó el funcionario.

¿SOBRE LAS PROTESTA DE LOS EMPLEADOS?

Como lo ha reportado DIARIO DEL CESAR, no solo los pacientes se quejan por la negligencia de la entidad sino cerca de 43 empleados de la IPS Loperena quienes han efectuado tres protestas reclamando garantías laborales frente a la situación que atraviesa Medimás.

Sobre el caso que involucra a médicos, odontólogos, auxiliares de enfermerías, vigilantes y personal de aseo; dijo Orozco que: “El tema (empleados), es una situación interna por ser una entidad nacional; ellos se encargarán de aplicar sus políticas laborales”.

CONTEXTO

La decisión de revocar la EPS se fundamentó en los resultados de las acciones de inspección, vigilancia y control adelantadas por Supersalud desde octubre de 2017, al adoptarse la vigilancia especial sobre esta EPS.

Sin embargo, pese al seguimiento y las acciones implementadas, se concluyó que Medimás incumplió aspectos que ponen en riesgo la efectiva prestación de los servicios, la seguridad de los afiliados y la destinación de los recursos del sector.

El caso comenzó hace dos años cuando Medimás reemplazó a Cafesalud, asumiendo el servicio de unos cinco millones de usuarios en ese momento; pero las quejas constante de atrasos en las atenciones, la asignación de citas, demoras en la entrega de medicamentos, negligencia en atenciones; y no autorizaciones en tratamientos agruparon 130.000 quejas que, ocasionaron, la pérdida de 1.6 millones de usuarios y ubicarse como la número uno con más reclamos.

Por eso, se aplicó una metodología de análisis de la información que evaluó el desempeño e impacto que tendría la medida sobre el aseguramiento; esto logró identificar que Chocó, Sucre y Cesar, son los departamentos que registraron un bajo desempeño con respecto a  Medimás.

Por eso, y de acuerdo a lo anterior, hasta el 31 de agosto de 2019, la EPS deberá garantizar los servicios a los usuarios en los terrenos en la que fue revocada.