Diario del Cesar
Defiende la región

La ambición de vender a Ecopetrol

184

Todo parece indicar que este gobierno va a dilapidar uno de los mayores activos que tiene la Nación: Ecopetrol. Ello quiere decir, como se dice en el argot popular, vender la gallina de huevos de oro Con la colocación del 8,5% de las acciones se lograrían casi $11 billones de una compañía que produce cerca de $131 billones al año. Y todo ello por el afán y apetito que ha mostrado a quien bautizaron como el ´Destroyer´ el mismo que se hizo famoso por quebrar a decenas de municipios con los llamados ´bonos de agua´.

Esta posibilidad que aparentemente quedó sepultada, está latente y vivita, porque es una decisión que depende de la voluntad política del Gobierno y no debe ser consultada con el Congreso sino con la banca de inversión. ¿Es conveniente hoy vender el 8,5% de las acciones de la petrolera?

 Como se recordará, y mediante la Ley 1118 de 2006 o conocida como “Ley de Capitalización de Ecopetrol”, se autorizó al Gobierno de turno vender hasta el 20% de las acciones de la petrolera. En procesos ejecutados entre 2007 y 2011 se vendió el 11,5% de las acciones a fondos privados de pensiones, inversionistas privados y a cerca de 300.000 colombianos en general.

Sin embargo, ante el descuadre fiscal y las necesidades que tiene el Ejecutivo de obtener liquidez, el Ejecutivo no ha descartado la venta de un activo de su propiedad. Ya se expuso que se podría poner a la venta la participación en la compañía ISA, pero ese negocio apenas dejaría $3 billones. De acuerdo a esto la venta más factible es hacer uso del paquete de acciones restante que autorizó el Legislativo.

Ya a comienzos de año, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, no ocultó su interés de vender el 8,5% de las acciones de Ecopetrol para hacer frente a los problemas fiscales que afronta el Gobierno nacional. Sin embargo, dejo en manos del presidente Iván Duque la decisión final sobre la ejecución del proceso.

No obstante, hoy la decisión es muy complicada por varios factores: uno es que la compañía acaba de arrojar utilidades de $6.2 billones en el primer semestre. Otro elemento es que de acuerdo con los mercados la cotización del crudo está subiendo, con lo que se pueden prever mayores ingresos durante este año. A estos dos hechos se les debe sumar que Colombia está a punto de autorizar el fracking y allí Ecopetrol tiene una enorme oportunidad de incrementar su producción que hoy está cercana a los 760 mil barriles diarios. Esto sin duda valorizaría, todavía más, a la compañía, con lo que dejaría sin argumentos al Gobierno para efectuar la venta. Se calcula que la venta del 8,5% podría representar para la arcas cerca de $11 billones, suma que tampoco cubriría el faltante fiscal que tiene la Administración y que está en $14 billones. A esta situación hay otro elemento en contra: un proyecto de ley presentado en el Congreso en abril de este año por los senadores Jaime Durán y Luis Fernando Velasco del Partido Liberal, que pretende modificar el Artículo 2 de la Ley 1118 de 2006 y así frenar la venta del 8,5% de las acciones de la compañía.

Ante los resultados que está arrojando la compañía, una de las personas que se opone a la venta es el mismo presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón. El directivo asegura que no ve la necesidad de que el Gobierno venda otra participación en la compañía, a pesar del concepto favorable del Ministro de Hacienda. Bayón afirmó que tal venta podría tardar hasta dos años en completarse y que la compañía está generando valor para el Gobierno, que actualmente posee 88,5% de la petrolera.

Por su parte, Carrasquilla ha señalado que el Gobierno nacional está interesado en vender 8,5% de Ecopetrol ante las necesidades fiscales que tiene el país y ante el escenario de que la Ley de Financiamiento no consiguió los recursos necesarios para cubrir el déficit presupuestal. Ley de Financiamiento que este Gobierno se inventó para no llamarla como lo que es: una reforma tributaria, pero prefirieron lo semántico.

Una voz experta y autorizada es la del exministro de Minas Amylkar Acosta quien en una de sus habituales columnas nos dijo sobre la venta de las acciones de Ecopetrol, que “de prosperar esta iniciativa, con tales recursos podrá enjugarse parcialmente el déficit, pero hacia el futuro serán menores los ingresos por concepto de dividendos. De darse esta venta, estos se reducirían en la misma proporción y lo que se estaría, entonces, es abriendo un hueco para intentar tapar otro. Este es el primer coletazo de la Ley de Financiamiento”. El economista José Roberto Acosta también opinó que no es conveniente esa propuesta, porque es una acción desesperada e improvisada para buscar los recursos que no lograron con la Ley de Financiamiento presentada al Congreso de la República.

Pero como estamos en un Gobierno que no oye ni ve la realidad del país, pues cualquier cosa puede pasar. No olvidemos que estamos en un  Gobierno donde quien lo conduce está aprendiendo a gobernar.