Diario del Cesar
Defiende la región

Alianza Nacional para frenar la  violencia contra los niños y niñas

164

A pesar de la disminución de casos de maltrato y violencia contra niños y adolescentes en el 2019 (9.569) con respecto a los del 2018 (13.237), las alarmas siguen encendidas, pues la cantidad de procesos abiertos por estos delitos sigue siendo elevada.

Por esta razón, el Gobierno nacional, en cabeza del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, lanza este miércoles la Alianza Nacional contra la violencia hacia niños, niñas y jóvenes, el cual contará con la ayuda conjunta del Consejo Superior de la Judicatura, el Instituto de Medicina Legal, la Fiscalía General de la Nación y el Gobierno Nacional.

De acuerdo con cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), las 5 regiones que presentaron  más Procesos Administrativos de Restablecimiento de Derechos (PARD) en este año son Bogotá (2.602), Valle del Cauca (948), Atlántico (586), Cundinamarca (547) y Nariño (426). Otros departamentos que han tenido casos son: Magdalena (382), Huila (372), Antioquia (347), Córdoba (313), Cesar (313), Bolívar (278), Caldas (227), Tolima (224), Norte de Santander (220), Sucre (208), Boyacá (203), Risaralda (177), Meta (170), Quindío (158), La Guajira (156), Cauca (133), Putumayo (117), Santander (104), Caquetá (100), Chocó (74), Guaviare (43), Arauca (42), Casanare (29), Amazonas (25), Guainía (16), Vaupés (13), San Andrés (12) y Vichada (4).

De los 9.569 procesos registrados en lo corrido del 2019, el 64% son de violencia sexual. El 85% de los delitos involucran a niñas y adolescentes y las edades que más sufren estos crímenes oscilan entre los 12 y los 17 años. Por otra parte, se evidenciaron 2.444 procesos por negligencia u omisión en el cuidado, 710 por violencia física y 265 por violencia psicológica.

Por este motivo, el Gobierno Nacional  mostrará al público la Alianza Nacional contra la Violencia hacia Niños, Niñas y Adolescentes, con el fin de brindar protección integral a quienes han sufrido este tipo de vulneraciones, prevenir el aumento de casos en el país y promover un consenso en la sociedad de cero-tolerancia hacia estos crímenes.

De otro lado el Presidente Iván Duque explicó el conjunto de acciones que impulsa su Gobierno para afrontar de manera efectiva los abusos y la violencia en general contra los menores de edad, entre ellas mejorar la reacción de las autoridades frente a las denuncias, así como fortalecer la capacidad investigativa y de judicialización para combatir la impunidad.

Así mismo, el Mandatario se refirió a la importancia de garantizar que los delitos por abusos contra menores no prescriban, y pidió a las fuerzas políticas profundizar el debate en relación con iniciativas como la aprobación de la cadena perpetua contra los asesinos y violadores de niñas, niños y adolescentes.

Durante el lanzamiento de la Alianza Nacional contra la Violencia hacia Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), el Jefe de Estado indicó, en primer lugar, que es urgente y necesario garantizar una reacción rápida y el mejoramiento de los tiempos de respuesta por parte de las autoridades cuando se presentan denuncias por abusos o agresiones contra los menores de edad.

Como segundo punto, el Mandatario consideró que es necesario contar con una buena capacidad judicialización de este tipo de casos, porque –dijo– “lo más doloroso es que históricamente hemos tenido niveles altísimos de impunidad”.

Frente a este tema, el Mandatario solicitó a la Ministra de Justicia, Margarita Cabello, trabajar de la mano con el Consejo Superior de la Judicatura para “tener esa respuesta rápida para judicializar estos casos cuando se presentan las denuncias y que empecemos a llevar a los responsables a que reciban una sanción ejemplarizante por parte de la sociedad”.

Así mismo, se refirió al trabajo que se debe profundizar para que las investigaciones, en cabeza de la Fiscalía, “se hagan de manera rápida y oportuna, y que le mostremos a la sociedad que frente a esto hay cero tolerancia”.